Teatro El Galpón solícita alimentos frescos y no perecederos para hacer más canastas destinadas por igual a gente de la cultura y a quienes lo precisen

Entrevistados en InterCambio Camila Cayota y Marcos Acuña, integrantes del Teatro El Galpón, hablaron de las iniciativas de la institución para ayudar a personas que tienen dificultades para cubrir sus necesidades básicas como alimentación, para lo que están armando y distribuyendo canastas con alimentos entre todas las personas a las que pueden llegar.

Cayota explicó que “el Teatro ha suspendido todas sus funciones, obras y ensayos” y que sus integrantes sienten “incertidumbre sobre el futuro”, lo que los tiene “alarmados”. Habló del pesar que sienten por que El Galpón haya tenido que “cerrar su puertas” y “mandar al seguro de paro al 80% de sus funcionarios”, algo que viven como “un golpe” al igual que toda la gente del ambiente teatral, que constituye “un grupo vulnerable” en materia de acceso real a derechos sociales como la seguridad social, entre otros.

Informó al aire junto a su compañero que El Galpón está “funcionando como sede para recibir donaciones” en alimentos, con los que esta señera institución cultural integra canastas destinadas en principio a las personas en dificultades vinculadas al teatro y la cultura en general, pero también a todas las personas que lo necesiten más allá de sus actividades y oficios.

Esta es una iniciativa de El Galpón que la lleva a cabo en colaboración con “el Sindicato Único de Actores, la Federación Uruguaya de Teatros Independientes y el PIT-CNT”, precisó la entrevistada.

Destacó además “otras iniciativas” del personal del Teatro, siendo “una de ellas (…) la propuesta de la radio” como un accesible “espacio de comunicación e intercambio”, también importante “para no perder ese espíritu creativo”.

“A futuro el panorama es bastante complejo y alarmante”, entienden en El Galpón, por lo que es asimismo “importante empezar a pensar en colectivo”, lo que se facilita porque “desde el Teatro sabemos que el camino mejor para esta lucha es el colectivo y con la mirada horizontal”. “No podemos olvidar que como seres humanos”, en circunstancias como la actual, se sigue necesitando producir y acceder a toda forma “de arte”.

Acuña, por su parte, explicó que el hecho de que los teatros dependan tan sólo de la venta de entradas a las funciones para financiarse, “es uno de los temas más preocupantes” en esta situación, que así “deja muy en claro la vulnerabilidad del sector” en todo sentido, empezando por la vida diaria.

Resaltó en ese sentido que desde El Galpón están desplegando las iniciativas citadas por su compañera para ayudar a quienes en esta institución y en el ambiente cultural en general están más acuciados. Es otra forma de “estar junto al pueblo”, como siempre estuvo El Galpón.

“Esta propuesta surge especialmente para ayudar un poco al sector, a los artistas que quedaron en una situación muy grande de vulnerabilidad”, como quienes carecen de la cobertura de “una mutualista” para atender su salud, pero también “para todo el que lo esté precisando”. Precisó que ahora van por la tercera extensión semanal de elaboración y distribución de las canastas de alimentos ante la dura evidencia de aumento de la demanda.

Es por eso que “necesitamos más donaciones para atender a todos esos sectores que quedaron sin adquirir esa canasta”, recalcó Acuña, indicando que quienes puedan ayudar con alimentos se comuniquen telefónicamente con El Galpón, que recibe las donaciones entre las 10 y las 18 horas.