“Salimos a buscar los abrazos más lindos”, en InterCambio con Marcela y Martín Solsona

Carlos Solsona y Norma Síntora militaban juntos en el Partido Revolucionario de los Trabajadores – Ejército Revolucionario del Pueblo, en 1974 se pusieron de novios, un año después se casaron y en 1976  nació Marcos, su primer hijo.

Ante el avance de la represión decidieron dejar a Marcos, de apenas 7 meses con sus abuelos maternos, en medio del caos prometieron encontrarse en España una vez que bajaran los niveles de letalidad de la dictadura militar.

Carlos se fue a Europa pero Norma se quedó porque estaba embarazada, casi a término, y no podía viajar, el plan era parir en Buenos Aires y viajar luego con sus dos hijos para el prometido reencuentro familiar.

En mayo de 1977 la secuestraron en Morón, provincia de Buenos Aires, todo indica que Norma tuvo a su hija en Campo de Mayo, donde funcionaba una de las maternidades clandestinas de detención.

Tiempo después en Francia, Carlos conoció a Ana, una exiliada uruguaya que es su compañera desde hace más de 30 años. A la salida de la dictadura decidieron volver a Uruguay. En julio de 1985 Carlos pudo reecontrarse con su hijo Marcos; un tiempo después entraron a una Cooperativa de Viviendas del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos donde luego nacería Martín, su tercer hijo.

Hace un poquito más de un año, tras años de investigación de las Abuelas de Plaza de Mayo, Carlos encontró a su hija.

Pocas semanas después, aun antes de encontrarse con su hija, Carlos estuvo en InterCambio.

Carlos Solsona: “Muchas veces sospeché que nunca íbamos a encontrar nada, pero no podía abandonar la búsqueda”

Marcela es la nieta 129 recuperada por las Abuelas, vive en Madrid, se llama Marcela Solsona Síntora.

En diálogo con InterCambio, los hermanos Marcela y Martín Solsona, relataron su experiencia desde el primer contacto de Marcela con integrantes de la Asociación de Hermanos hasta el primer encuentro como familia, después de 42 años de incansable búsqueda.