Qué son las ‘nudes’ y cómo mandarlas sin exponerse

Con el aislamiento social aumentó la tendencia de enviar fotos íntimas. Hay quienes las mandan a una sola persona y otros las exponen públicamente en sus redes sociales. Una sexóloga nos explicó en qué ocasiones enviarlas y cómo hacerlo sin poner en riesgo la privacidad.

El término ‘nudes’ significa en español ‘desnudos’ aunque no necesariamente hace referencia a fotos que muestren una desnudez total, sino íntimas. Estas se envían con objetivo de insinuar sexualidad y estimular a quien las recibe. En general forman parte del sexting, es decir, del envío de mensajes eróticos a través del celular.

«El intercambio de este tipo de imágenes se da en distintos contextos. La imagen, tanto en el encuentro presencial como virtual, es un estímulo muy importante en una relación sexoafectiva. Lo que pasa es que ahora estas fotos trascienden el sexting, ya que sobre todo los más jóvenes las suben a las redes sociales», dijo a Sputnik la psicóloga y sexóloga argentina Silvana Savoini.

Considera que este fenómeno social desdibuja los límites entre lo público y lo privado, algo que «no suele favorecer al deseo» que se genera por la intriga o misterio que provoca aquello a lo que no podemos acceder.

Además, publicar ‘nudes’ en redes sociales puede generar consecuencias a largo plazo ya que estas pasan a formar parte de la biografía digital. Una foto a la que quizás no se le de importancia en la juventud, puede perjudicar a la persona a futuro, por ejemplo, en la búsqueda laboral.

«Al enviar estas imágenes a cualquier persona, aunque sea de nuestra entera confianza, hay que tener en cuenta que todo lo que subimos a un dispositivo, por más que sea dentro de un chat, es susceptible de ser viralizado. No porque el receptor vaya a compartir la imagen sin nuestro consentimiento sino porque todo lo que está en internet es vulnerable», añadió la especialista.

Por esta razón, en caso de enviar fotos íntimas, recomienda que no se vea el rostro ni ningún otro elemento que identifique a la persona como un tatuaje, anillo o colgante. También sugiere tener en cuenta el ambiente, que no sea reconocible el lugar donde se toma la foto. Por último, hay que tratar de usar los canales que sean más seguros en la transmisión de datos.