Daniel Caggiani: nadie puede vivir con 1.200 pesos; que a la gente le chifle la panza puede generar un contexto social complicado y nadie quiere eso

Entrevistado en InterCambio el diputado del Espacio 609 del Frente Amplio (FA) Daniel Caggiani, criticó la “falta de audacia” del gobierno para establecer medidas que ayuden y protejan más la materialidad de los sectores más pobres y vulnerables ante el Covid-19 y la crisis económica.

El joven legislador se refirió a las críticas del gobierno a la oposición frenteamplista y las explicó en un error valorativo del oficialismo. “A veces se confunden, en momentos de unidad nacional”, las naturales lealtades institucionales “con establecer unanimidades” que no caben. “Por suerte Uruguay tiene un sistema democrático muy fuerte y un sistema de partidos” robusto, además de que el actual “es un proceso también de reacomodos”.

Caggiani criticó las medidas del gobierno para los sectores sociales más pobres porque “nadie puede vivir con 1.200 pesos”, cifra correspondiente a “la canasta de alimentos” creada por el gobierno.

Graficó que ahora en el país no solo hay “un choque en la economía” sino además “un choque múltiple” entre los intereses de “gente con autos último modelo” y los que vienen a ser “cachilos viejos”, dado que “algunos tienen posibilidades de solventar esta crisis” mientras que “otros se han quedado a la intemperie”.

Ilustró esas “medidas del gobierno” con la imagen de que “renguean en la pierna izquierda”. Al gobierno le falta “audacia” en esta dirección justo cuando resulta más “necesario (…) tener prendidas las turbinas de la protección social”. Enfatizó que “el FA” está haciendo “una oposición bastante responsable” basada en “propuestas” que apuntan a “por lo menos construir un salvavidas” para quienes están “a la intemperie” social.

El legislador habló de las dinámicas diarias del pequeño y micro comercio y la cuenta propia y después ponderó que “las medidas” del gobierno “son buenas”, pero remarcó que “falta un poco más de audacia”. “No creo que haya nadie en Uruguay que pueda vivir con 1.200 pesos” mensuales, y que “a la gente le chifle la panza” por hambre “también puede” generar “un contexto social complicado” y nadie quiere “que eso suceda”, reflexionó.

Evaluó que en el país “tenemos varios déficit” para encarar la situación y uno es la baja “capacidad de testeo” del virus. Reclamó mejores condiciones económicas para aumentar “el aislamiento social” porque no se les puede pedir lo mismo a quienes tienen un ingreso seguro y a quienes dependen de lo que hacen a diario para comer y pagar alquiler o pensión. “Cómo el Estado asegure las condiciones materiales para que las familias y las personas tengan aislamiento social”, resumió Caggiani sobre el punto.

En general, “las medidas del gobierno, si bien han avanzado” con el correr de las semanas, todavía siguen “a medio camino” respecto de las necesidades. Exigió en este sentido ordenar el cese de “los despidos”; que “se congelen los alquileres”; la “suspensión temporaria en el corte de los servicios públicos” y otras ayudas como suspender el pago de servicios a quienes perdieron su fuente de ingreso y que “las empresas que están recibiendo beneficios por parte del Estado (…) no procesen más despidos”.

En definitiva, sigue faltando “una batería integral de medidas (…) que atiendan a la cuestión social y que no rengueen tanto de la pata izquierda”.