Victoria Alfaro, presidenta de APU: Falta conciencia de clase entre los periodistas

Entrevistada en InterCambio la presidenta de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU), Victoria Alfaro, habló sobre la adversa situación que viven los trabajadores de los medios de comunicación en el país y las dificultades que persisten entre los periodistas para asumirse como trabajadores y defender desde esa condición sus derechos e intereses.

Los periodistas que ejercen la actividad en Uruguay lo hacen en “un escenario muy complejo, que venimos arrastrando desde el año 2002”, pero a su agravamiento durante los años más recientes “ha colaborado un cambio tecnológico” profundo y veloz, contextualizó Alfaro.

Ese cambio repercute negativamente al operar una “reducción de puestos laborales” y también una “bastardización del trabajo”, ya que la “mayoría de periodistas tiene que hacer muchas cosas a la vez”, muy diversas tareas y obligaciones, “todo en uno”, como un “hombre” o una “mujer orquesta”. 

Esto implica un perjuicio adicional y nada menor en una época como la actual en la que “cada vez se requiere más pienso” y más “análisis de la situación” por la misma complejidad de las sociedades y sus procesos, pero en la que los periodistas tienen peores condiciones laborales para enfocar su trabajo en sus capacidades y saberes más específicos y especialidades. 

En cuanto al abordaje común de estos asuntos con las empresas editoras de medios para mejorar esas condiciones y optimizar el desempeño de los periodistas, la dirigente lamentó el hecho de que “es muy difícil abrir un diálogo en ese aspecto con las patronales”. “No se ha podido” avanzar en esa dirección y además, “con la crisis de los medios escritos se ha complicado mucho más la situación”, resumió.

Alfaro también relató que los salarios de la gran mayoría de periodistas y trabajadores de los medios son bajos o muy bajos, y señaló la preocupación de APU en torno a la creciente adquisición de empresas de comunicación locales por “corporaciones extranjeras”.

Respecto de la incidencia de las nuevas tecnologías en la labor periodística y de comunicación social, dijo que con ello “tenemos una oportunidad de abrir una amplitud de voces que antes no teníamos”, pero simultáneamente se presenta el “problema de cómo se financian” las plataformas tecnológicas, además del “problema de la autenticidad de las noticias”.

Alfaro se refirió a continuación a las dificultades que encuentra APU para difundir los despidos de periodistas, defender sus derechos como trabajadores y también para que los periodistas se asuman como trabajadores y participen activamente en la defensa de sus intereses como tales, empezando por la misma participación en APU. 

Este es “un sindicato complejo de por sí” dado lo heterogéneo de su integración y las muy distintas modalidades de trabajo de periodistas y trabajadores de medios. “Falta conciencia de clase de los periodistas”, reflexionó la dirigente.

Acerca de la actual ronda de Consejos de Salarios, la periodista y sindicalista criticó que “la posición de Andebu es bastante intransigente” en las negociaciones colectivas que se desarrollan en el Ministerio de Trabajo. “Las empresas” que alegan estar mal en aspectos económicos y financieros “no quieren poner los números arriba de la mesa”, lamentó.