Venturiello: Uruguay tiene que capitalizar el crecimiento de la UTU potenciando políticas industriales y desarrollos económicos determinados

Entrevistado en InterCambio el consejero de la UTU Miguel Venturiello, destacó el impactante crecimiento de la matrícula y las opciones de estudio que la institución viene desarrollando desde mediados de la década pasada y describió algunos de estos avances mencionando ejemplos y dando cifras.

Venturiello reflexionó en torno a que “la elección de la gente”, prestándole atención a la amplia oferta curricular de UTU y optando por alguna o varias de sus carreras para formarse y capacitarse, “marca que ese cambio” operado en la institución “la sociedad lo asumió” y lo hizo al punto de que “impacta la cifra” actual de unos 105.000 alumnos, cuando eran “59.000 estudiantes en 2005-2006”, graficó.

Resaltó en especial “las tecnicaturas instaladas en todo el país”, que han experimentado “un crecimiento de 128%” y generan “obreros altamente calificados”. “Uruguay tiene que saber capitalizar este crecimiento que ha tenido la UTU”, para lo que debe potenciar y articular “políticas industriales y desarrollos económicos determinados”, indicó.

El entrevistado reseñó la evolución histórica del perfil de UTU a lo largo de su existencia y contó que hoy “el 49%” de su alumnado “estudia carreras de administración y servicios”. Pero también recordó su dinamismo y calidad en “el área eléctrica”, “mecatrónica”, “bachillerato informático” con casi 5.500 estudiantes, “audiovisuales” y su radical giro incluyendo jóvenes de sectores a los que esta opción no incluía hasta hace unos años.

Asimismo, “el deporte es una carrera muy demandada” y la de “maquinista naval” sigue siendo una referencia de capacitación de alta calidad y “empleabilidad total”, en un rubro laboral que ofrece “sueldos muy altos” como compensación del “sacrificio” que implica embarcarse por meses.

Después el jerarca habló de la formación de “docentes tecnológicos” y de los procesos que están en desarrollo y planificación para perfilarla y sistematizarla, articulándose para ello los saberes específicos de quienes los tienen y aplican en sus respectivas actividades con los aspectos “pedagógicos” y “didácticos” inherentes a la enseñanza propiamente dicha.

Recordó además que “hay que estar equipando permanentemente” a la institución y sus carreras “porque se cambia la tecnología” como parte del proceso mundial.

Luego Venturiello ejemplificó algunos de los mecanismos institucionales que despliega la UTU para generar recursos y potenciar la disponibilidad de equipamientos y el acceso a materiales y tecnologías, especialmente para algunas carreras como la agraria y la de mecánica automotriz.

Más adelante en la nota se refirió a la dimensión edilicia de los centros de UTU y a la apuesta permanente por ampliar y modernizar los espacios físicos de aprendizaje con que cuenta la institución.