Unplastify: un velero cruzó el Atlántico para mostrar los efectos tóxicos del plástico

Durante seis meses el velero Fanky, del proyecto Unplastify, surcó el océano Atlántico para investigar los efectos que los desechos plásticos están generando en los ecosistemas marinos. Agustina Besada, especializada en sustentabilidad, conversó con Sputnik sobre los alcances de este proyecto que busca concientizar sobre este problema que afecta al planeta.

Ocho millones de toneladas de plástico son desechadas cada año en mares y océanos. En las últimas décadas este material forma parte de nuestro día a día, debido sus características de flexibilidad, durabilidad y bajo costo. Sin embargo lo que fue una opción práctica en su inicio, terminó provocando uno de los peores problemas de contaminación que tiene el planeta actualmente.

Agustina Besada es una diseñadora industrial argentina interesada por las temáticas medioambientales. En la Universidad de Columbia de Estados Unidos se especializó en sustentabilidad y en Nueva York dirigió un centro de reciclaje, brindando charlas sobre economía circular y plásticos.

Con esta experiencia creó junto a un grupo de amigas Unplastify, un proyecto que cruzó con un velero dos veces el océano Atlántico para investigar sobre el paradero final de la basura plástica que los seres humanos desechamos.

“Decidimos dedicar todo el primer año a una etapa de exploración, y eso vino de la mano de un viaje en velero, en donde yo y un equipo cruzamos el Atlántico. La idea era ver en primera persona, y vivenciar cuál era la problemática en lugares donde se visibiliza este problema”, contó a Sputnik Agustina Besada.

La travesía duró seis meses a bordo del velero ‘Fanky’, denominado así en honor a una canción del músico argentino Charly García. En alta mar el grupo de Unplastify tomó muestras para contribuir a investigaciones científicas sobre la contaminación de plásticos en océanos.

La segunda etapa del proyecto está enfocada a la realización de encuentros de concientización con distintos públicos. Entre estos se encuentra un ciclo de talleres que realizarán desde marzo en colegios públicos y privados con adolescentes de 15 años, que contará con el apoyo de National Geographic.

“En principio este año el piloto es en Argentina, Chile y Uruguay. Estamos generando una competencia para que los estudiantes diseñen sus propias estrategias para desclasificar en sus colegios, y compitan con otros. (…) La idea es transmitir lo que aprendimos e inspirar a otros a cambiar los sistemas en los que viven”.