«Trump y Bolsonaro son la respuesta del patriarcado al movimiento feminista»

«Muchos se preguntan porqué no ha habido una revolución violenta si somos más de la mitad de la población», dijo a Sputnik Paula Nieto desde Munich, Alemania, donde coordina el segundo paro internacional de mujeres este 8 de marzo, una idea surgida el año pasado en Argentina.

La violencia, la desigualdad y las inequidades de género son realidades que afectan al género femenino sin importar país de origen, religión, profesión, oficio. Tampoco la edad. “En todo el mundo, por el hecho de ser mujeres, por el hecho de nacer mujer, ya vas a sufrir unas determinadas consecuencia de discriminaciones”, resumió Nieto, integrante de la Comisión Internacional 8M.

Sobre los asesinatos, que suelen ser detonantes para las movilizaciones en los países cada vez que se producen, afirmó que no hay que verlos “como si fueran casos aislados porque en realidad es un problema sistémico, no son cuatro locos que deciden asesinar a sus parejas. Eso se aprende desde la objetivización del cuerpo de las mujeres”.

Consultada sobre cómo se explica que presidentes como Donald Trump o Jair Bolsonaro, con discursos abiertamente misóginos, tengan tanto apoyo femenino, opinó que «las mujeres también aprendemos a vivir en este sistema patriarcal y a sostenerlo. De ahí que hayan sido siglos de esclavitud de la mujeres sin que haya habido una revolución. Muchos se preguntan por qué no ha habido una revolución violenta si somos más de la mitad de la población…».

Ambos mandatarios son “la respuesta del patriarcado al movimiento feminista”, sostuvo Nieto. «Al ver que nos estamos moviendo, revolviendo, que estamos empezando a luchar, pues la respuesta está siendo contundente, con un Trump, con un Bolsonaro y en España con el partido Vox, de extrema derecha».

Desde Argentina, Raquel Vivanco, del Movimiento Marea Feminista Popular y Disidente, y presidenta del Observatorio Ahora Que Sí Nos Ven, destacó que si bien no hay ideología ajena a la violencia de género, los efectos de las políticas de derecha suelen impactar mucho más en las mujeres.

Este 8 de marzo será el cuarto paro de mujeres, al Gobierno de Mauricio Macri, por ser uno de los que “viene sometiendo a su pueblo a una de las peores situaciones de pobreza, producto de la crisis económica y del ajuste feroz que está llevando adelante”, señaló Vivanco.

Los efectos de la crisis “repercuten de manera diferente en la vida de las mujeres y en las disidencias, por eso es que este cuarto paro a Macri y segundo paro internacional de mujeres viene cobrando mucha fuerza”.

Vivanco destacó que las nuevas generaciones se apropiaron de estos temas y reivindicaciones, como la despenalización del aborto, tanto en Argentina como en el resto del mundo.

«Son un eslabón fundamental para este cambio cultural que se inició en Argentina y son también quienes se encuentran en el ojo del huracán: durante febrero un feminicidio cada 25 horas. 20% de los femicidios de 2019 y 2018 fueron contra mujeres de 15 y 25 años».