Trump bajo la lupa: cuestionamientos internos sobre el asesinato de Soleimani

El presidente de EEUU defendió su decisión de asesinar al comandante de la Fuerza Quds iraní, Qasem Soleimani, ante cuestionamientos del Gobierno y de la prensa de su país. En Órbita consultó al analista experto en Medio Oriente, Ruben Elías.

Medios estadounidenses refutaron argumentos de Donald Trump para asesinar al general iraní Qasem Soleimani el pasado 3 de enero en una operación aérea en Bagdad, capital de Irak.

«El presidente estadounidense autorizó la muerte del líder militar hace siete meses», afirmó la cadena local NBC citando fuentes anónimas del Gobierno. Su decisión fue luego de que Teherán derribara un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz en junio del año pasado. El secretario de Estado, Mike Pompeo, lo instó a autorizar una operación contra Soleimani.

Este lunes 13, Trump defendió su decisión. «Los medios que propagan noticias falsas y sus socios los demócratas están trabajando arduamente para determinar si el futuro ataque del terrorista Soleimani era ‘eminente’ o no, y si mi equipo estuvo de acuerdo», escribió en Twitter, escribiendo mal la palabra «inminente».

“La respuesta a ambas es un SÍ rotundo. ¡Pero realmente no importa dado su horrible pasado!”, agregó.

Se dice que a Soleimani «se le mató previendo que preparaba acciones terroristas contra embajadas de EEUU. Cuando se profundiza en los dichos [de Trump] no hay prueba alguna de esa acción. Hay una premeditación ante la que tenemos que plantearnos como una casus belli, una declaración de guerra», dijo a En Órbita el analista experto en Medio Oriente, Ruben Elías.

El secretario de Defensa de EEUU, Mark Esper, dijo que «no ha visto ninguna prueba contundente de que cuatro embajadas estadounidenses estaban amenazadas», como confirmó Trump.

La decisión del mandatario tomó por sorpresa a todo el Gobierno de EEUU. «El Congreso comunicó de inmediato que esta opción no estaba en sus prioridades», recordó el entrevistado, también integrante de la Comisión de Apoyo al Pueblo Palestino en Uruguay.

Cinco días después del asesinato de Soleimani, Teherán en represalia bombardeó dos bases estadounidenses en Irak. La Casa Blanca respondió con nuevas sanciones económicas contra Irán.

En tanto, servicios de espionaje de Israel pudieron haber colaborado con Washington en el asesinato del comandante. Informantes del aeropuerto internacional de Damasco, capital de Siria, alertaron a la CIA sobre el momento en que el avión de Soleimani despegó hacia Bagdad. Tel Aviv, por su parte, confirmó los datos proporcionados por los estadounidenses, señaló NBC.

«El que se beneficia con el ataque en primera instancia es Israel, que ha planteado la necesidad de atacar a Irán. Es parte de su discurso. Pero también tenemos que ver cómo beneficia a EEUU. Esto provocó una escalada en el precio del petróleo. Trump dijo que su país logró la independencia energética a través del fracking, que estaba perdiendo competitividad por la baja al precio del petróleo», explicó Elías.

Vuelven las «chuzadas» en Colombia; expectativa en Rusia por Libia

La Fiscalía de Colombia anunció que investigará las denuncias realizadas por la revista Semana sobre interceptaciones telefónicas ilegales a periodistas y políticos realizadas por integrantes del Ejército Nacional.

Las «chuzadas» fueron por presunta orden de Nicacio Martínez, comandante de esa institución hasta el pasado diciembre tras ser sustituido por orden del mandatario Iván Duque.

«De hallar si hubo irregularidades, el Gobierno exigirá que se tomen todas las medidas necesarias», dijo el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, en una rueda de prensa.

Según el funcionario, el Ejecutivo sólo supo de las interceptaciones ilegales a través de la publicación de la revista, aunque reveló que desde el pasado 12 de diciembre su cartera realiza una auditoría a las actividades de inteligencia y contrainteligencia.

En otro orden, terminaron sin acuerdo las negociaciones sobre el conflicto en Libia.

Este lunes 13 se celebraron consultas ruso-turcas en Moscú, en busca de un acuerdo sobre el alto el fuego en el país africano. Al encuentro acudieron los representantes del Gobierno de Unidad Nacional, Fayez Sarraj, y el mariscal Jalifa Haftar por parte del Ejército Nacional Libio, actualmente en conflicto.

Sarraj junto con el presidente del Consejo de Estado, Khalid Mishri, firmaron el documento final. En cambio, Haftar pidió más tiempo para estudiarlo, dijo el canciller ruso Serguéi Lavrov.

Por su parte, el Gobierno alemán anunció la celebración de una conferencia sobre Libia en Berlín el domingo 19.
Estas y más noticias en En Órbita. Pueden escucharnos todos los días a las 18 hs de México, las 21 hs de Uruguay y las 0 GMT.