Trabajadores de salud pública coordinarán con ASSE y Ministerio del Interior en torno a seguridad en hospitales y centros de atención sanitaria

Entrevistado en InterCambio el presidente de la Federación de Funcionarios de Salud Pública, Martín Pereira, habló sobre los hechos de violencia ocurridos este lunes 21 en el CTI del Hospital Pasteur.

En la víspera murió en ese nosocomio, mientras era atendido por el personal médico y de enfermería, “un delincuente” al que “venían persiguiendo” funcionarios policiales. El deceso se produjo “por las lesiones que tenía” como resultado de la persecución, tras un robo.

Hubo entonces “disturbios en la puerta” del centro protagonizados por familiares del ladrón, quien “muere en el CTI” durante su atención, tras lo cual “entran tres hombres y una mujer” a esa zona restringida del Hospital, en donde provocan “disturbios” y “rompen” equipamiento e instrumental.

Pereira explicó que como consecuencia del episodio, quedaron “pacientes en estado de shock” y también “algunos compañeros” trabajadores de la salud “se descompensaron”. Entre tanto, un grupo de “efectivos del GEO” llegaron “rápido” al lugar “para reducirlos” (a los agresores), precisó.

El dirigente sindical señaló que lo de ayer fue “un hecho violento que no debería suceder en ningún hospital”, pero “lamentablemente es algo que sucede habitualmente” en centros de salud pública, no siempre con el grado de “violencia” registrado esta vez, cuando los familiares del delincuente amenazaron al personal sanitario. “Salvalo o ustedes se van a morir”, les advirtieron previo a la intervención del GEO.

Con el objetivo de afinar el funcionamiento y cumplimiento riguroso del protocolo de salvaguarda de integridad y seguridad de usuarios y personal, “estamos tratando de coordinar una reunión con el ministro” Eduardo Bonomi “y la Presidencia de ASSE (…) para poder ir a trabajar tranquilos y volver tranquilos”, informó el sindicalista.