Topolansky: para el próximo gobierno frenteamplista lo más importante es generar inversión productiva para potenciar el crecimiento económico

Entrevistada en InterCambio la vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky, analizó la evolución del último tramo de la campaña electoral y destacó hacia el próximo gobierno frenteamplista que lo más importante es generar inversión productiva para potenciar el crecimiento económico.

Topolansky señaló que en esta campaña “les pasó a todos los partidos” lo mismo en cuanto a cierto letargo y rezago en desarrollarla. “La campaña recién se calentó en el último mes y medio” y esto guarda relación con que “todos” los partidos “tienen liderazgos nuevos”, con la “mayor cantidad de partidos” y también con el “fraccionamiento adentro de los partidos”.

Puntualizó que “yo estoy en modo ganar” y “después del 27 hablamos” de resultados. “Ganar, no digo más que esa palabrita y estoy dejando el cuero en la estaca” para lograrlo, también “les pido eso a los militantes”, recalcó.

Dijo que en el gobierno del Frente Amplio “tenemos cosas hechas que a la hora de la hora, están arriba de la mesa” para cotejar y extraer conclusiones relativas al voto. A continuación puso varios ejemplos de realizaciones tan concretas como significativas en términos de derechos sociales, en materia de Educación y de Salud para los sectores más vulnerables, los barrios más pauperizados y los territorios nacionales alejados de Montevideo.

Sobre la composición del futuro Legislativo y cómo incidirá en la negociación de temas y proyectos de ley, la vicepresidenta dijo que “hay gente mucho más conservadora que Manini Ríos con la que he negociado en el Parlamento”. Aludió así a gente que “no tiene charreteras” pero “son más peligrosos porque te los podés comer” en cuanto a su orientación.

Apuntó que el candidato a vicepresidente de Cabildo Abierto, Guillermo “Domenech ha dicho cosas muy gruesas” y recordó que éste “ingresó” a la escribanía de “la Presidencia en el gobierno de (Luis) Lacalle, Dios los cría y ellos se juntan”, ironizó.

Después aseveró que más allá de disputas partidarias y correlaciones parlamentarias, “lo más importante es el crecimiento” económico del país. “Para poder dar más oportunidades de trabajo (…) tenemos que crecer” y para ello “precisamos inversiones”, resaltó la experimentada dirigente.

En este sentido señaló la existencia de “uruguayos” muy ricos “que tienen en el exterior entre 20 y 24.000 millones de dólares” pero que no invierten parte de sus capitales en Uruguay porque “acá no ha habido margen ni creatividad” para generar los proyectos y mecanismos que lo hagan posible.

Ese camino se facilitaría con “acuerdos público-privados para generar inversiones”, pero “no compras” de activos como en la industria frigorífica sino otro esquema que “tiene antecedentes” en el país, como “Conaprole”, compañía cooperativa “creada por Ley” a partir de una crisis sectorial.

“Tenemos caminos, tenemos antecedentes, hay que hacer la ingeniería del asunto” porque “el crecimiento” genuino de la economía “nos va a dar solución al déficit fiscal y al mundo del trabajo”, reflexionó.

Destacó que “el Frente tiene credenciales” y lamentó que “nos olvidamos de que acá había un carné de pobre” para atenderse en Salud Pública antes de que la izquierda gobernara.

Advirtió que de ganar la derecha el gobierno nacional, “le van a pegar la mascada a las empresas públicas” en general y “la frutilla de la torta es Colonización” porque allí pueden “vender las tierras” del organismo.

Sobre su puesto de lucha en el próximo periodo, explicó que hará aquello que dispongan “los compañeros” dado que “tengo que deberme a la causa, y hay que dejar el cuero en la estaca por la causa”.

Entonces, “si la composición” del Legislativo “le queda complicada a Daniel para gobernar, dejo el resto” trabajando allí, siempre que el futuro presidente Martínez lo necesite y disponga para poder gobernar mejor.

Le deseó “lo mejor” al futuro presidente argentino, el peronista Alberto Fernández, y subrayó acerca de la 609 que “nuestra movilización es muy buena”. El domingo, recordó, “hay que llevar la lista en el bolsillo, y la papeleta (de la reforma va) a la papelera”.