¿Te gustaría trabajar seis horas?: te contamos el experimento de Suecia

“Ocho horas para trabajar, ocho para dormir y ocho para vivir” era el lema del movimiento obrero de fines del siglo XIX en Estados Unidos. Hoy, en el marco del Día Internacional de los Trabajadores, celebrado el 1 de mayo, hablamos de distintas propuestas de reducir la jornada laboral a seis horas en Suecia y Uruguay.

Suecia, un país conocido por su estado de bienestar y sus políticas sociales, comenzó a estudiar y a experimentar con la jornada laboral de seis horas, fundamentalmente en sectores vinculados a la salud.

Uno de esos experimentos se realizó durante 18 meses en un hogar de ancianos en la ciudad de Gotemburgo. A los trabajadores se les redujo su horario a seis horas, con igual salario.

El estudio arrojó resultados positivos en relación con la mejora en la calidad de vida de los empleados, que reportaron enfermarse menos y dormir mejor. Por el lado negativo se vio un aumento en los costos para el empleador, debido a que se tuvieron que contratar más personas en turnos más cortos.

Ninguno de los experimentos arrojó resultados definitivos, debido a que todos fueron de corta duración y no contemplaron los efectos a largo plazo, como una posible disminución del gasto del Estado por subsidio de desempleo y licencias por enfermedad.

“Para muchos, una jornada laboral de seis horas suena imposible pero cuando se trabajaba 10 horas había gente que luchaba por la jornada laboral de ocho y les decían locos”, afirmó Joanna Korbutiak, periodista de la radio pública de Suecia en Estocolmo.

En Uruguay el sindicato metalúrgico plantea que el avance tecnológico en los métodos de producción hace posible el establecimiento de una jornada laboral de seis horas que permitiría crear más puestos de trabajo y aumentar la productividad.

“En algunas empresas lo que hemos hecho es pasar de dos turnos de ocho horas, a cuatro de seis. Esto aumentó la producción y nos permitió a los trabajadores incrementar nuestro salario y poder dedicar esas horas a otras actividades como pasar más tiempo con nuestros hijos”, señaló Eduardo Burgos, Responsable de Relaciones Internacionales del sindicato metalúrgico de la UNTMRA, en Uruguay.