Subsecretario Berterreche: los soldados muy de abajo también están sufriendo las inundaciones en sus propias casas

Entrevistado en InterCambio el subsecretario del Ministerio de Defensa Nacional (MDN), Andrés Berterreche, habló sobre el trabajo de ayuda a los damnificados por las inundaciones que el Ejército Nacional realiza en diferentes zonas del país en el marco del Sistema Nacional de Emergencias.

El Ejército desplegó 60 carpas en Durazno como parte de esa asistencia, al tiempo que prepara y distribuye alimentos entre todos los afectados que lo necesitan, así como también retira pertenencias de casas inundadas.

Berterreche contó que “nos dimos una vuelta por allá el martes de mañana” y así pudo ver la intensa labor que “unos 50 soldados” realizan “en Florida” y “unos 70” efectivos militares lo hacen “en Durazno”, como parte del “trabajo coordinado de los centros de coordinación departamentales”.

Precisó que la ayuda del “Ejército Nacional es instrumental” a las decisiones que se toman en cada Departamento, sobre el terreno, en donde “da gusto ver” la cooperación entre los distintos niveles del Estado y la sociedad con la misma “intención de superar” la urgencia.

El objetivo inmediato es “mejorar la vida de los más vulnerados y vulnerables de la sociedad” en un momento crítico, ya que “nadie va a vivir” a la vera de un curso de agua si no es porque “el mercado los tira para ese lugar”.

El jerarca mencionó a las instituciones del Estado que despliegan coordinadamente esa labor, que “es muy valorable”. Asimismo recordó que “los soldados muy de abajo también” están sufriendo “las inundaciones en sus propias casas”.

En cuanto a la realidad material del Ejército para desarrollar esa asistencia, señaló que si bien “las demandas en este sentido son infinitas”, una lectura más nítida de la realidad exige “mirar, más que la foto, la película” de la evolución presupuestal dado que “estamos muchísimo mejor” que hace algunos años.

En este tipo de emergencias “hay un esfuerzo presupuestal del MDN en horas hombre” y también “en cosas que se desgastan”, pero casi todos los costos son asumidos desde la coordinación central de Estado.

“Uno de los grandes avances que ha habido” durante la última década larga en ese sentido, consiste en que “hay una centralidad en la coordinación” de acciones, recursos y ayudas desde el Estado y con la sociedad.

“Hasta los boy scout se coordinan”, pasando por la Brigada Agustín Pedroza “del Sunca” y las muchas donaciones de organizaciones civiles, familias y particulares. “Y esas donaciones tienen que ser (algo) muy transparente” para evitar tanto manejos confusos como suspicacias, indicó.