¿Qué es la bioeconomía y cómo puede ayudar a América Latina?

El término bioeconomía se vincula con la producción de bioenergía, pero existe otra variedad de experiencias donde el uso de recursos biológicos y la incorporación de conocimiento se unen para lograr productos o servicios sostenibles.

Los biocosméticos, los biofármacos y la agricultura baja en carbono aplicada a la producción ganadera son otras de las áreas donde se trabaja con este enfoque, considerado como una forma innovadora de impulsar el desarrollo rural en la región.

Según el informe Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2019-2020, no solo se trata de una oportunidad sino de una necesidad.

La oportunidad viene de la mano de gran cantidad de recursos y las capacidades científicas y tecnológicas. Pero, además, este nuevo modelo es fundamental para encontrar alternativas ante las consecuencias del cambio climático y atender la desigualdad y pobreza.

“Hay que comprender el medio rural como espacio de oportunidades, de generación de ingresos, de empleo”, dijo a Contante y Sonante Maya Takagi, oficial Superior de Protección Social y Jefa Adjunta del Programa Estratégico para la Reducción de la Pobreza Rural de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esto es posible gracias al uso de servicios de ecosistémicos, conservación de la biodiversidad y el combate al cambio climático como valores de inclusión, de sostenibilidad y económicos. “Eso dice la bioeconomía, los tres conceptos de manera integrada”, recalcó la entrevistada.