Proyecto Movés de movilidad sustentable ofrece subsidios y exoneraciones para comprar y cargar vehículos eléctricos

Entrevistado en InterCambio el coordinador del Proyecto Movés de movilidad sustentable, Ariel Álvarez, contó cuáles son las características del mismo y detalló las facilidades vigentes para incorporarse a él.

Se trata de “un proyecto” vigente desde febrero y que se extenderá durante “cuatro años” con el objetivo de “impulsar la movilidad eficiente y sustentable” mediante la adquisición subsidiada de vehículos eléctricos.

El rango de vehículos es amplio y va desde “bicicletas y triciclos” hasta “ómnibus” y automóviles para uso particular. El proyecto está “financiado por fondos internacionales” articulados por “el PNUD”, mientras que las instituciones “ejecutoras” en Uruguay son “el MIEM y el MVOTMA” en coordinación con “la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional”.

El proyecto se integra con cuatro etapas, siendo la primera y actual de “prueba tecnológica” en bicicletas y triciclos mientras se afina el inicio de un plan piloto para hacerlo también en el “transporte público de pasajeros”.

Se apunta a “favorecer la incorporación de ómnibus eléctricos” que además incorporan otras accesibilidades como “piso bajo” para atender distintas discapacidades físicas así como “aspectos de género”, precisó Álvarez.

El Estado, a través del MIEM y el MEF, instrumentó “un subsidio para comprar un ómnibus eléctrico al precio de un diésel”, cubriendo el subsidio la diferencia de precio entre un tipo y otro de unidad, del orden de los 200.000 dólares como promedio.

“Lo otro” que el proyecto está promoviendo “es el transporte de carga a nivel urbano”, función para la que se usa mayormente “utilitarios”, en tanto que también el programa impulsa la utilización de “triciclos eléctricos (…) sustituyendo a las motos”. “Y con la bicicleta a pedal lo mismo”, indicó.

Recordó que el Estado sigue trabajando a nivel nacional en la implementación de “la ruta eléctrica” para poder disponer de “un punto de carga en cada Departamento antes de fin de año”, y con la perspectiva a mediano plazo de tener instalado uno “cada 60 kilómetros”.

Álvarez destacó además la instrumentación entre el MEF y el MIEM de “exoneraciones del Imesi” de porcentaje variable, y de tarifas bonificadas de electricidad a través de UTE, para fomentar la adquisición de vehículos eléctricos particulares.