Poliamor, la relación que pone en jaque la clásica monogamia

El poliamor parece que llegó para quedarse. Cada vez son más las parejas que optan por este tipo de relación más abierta, que rompe con la clásica exclusividad sexual y afectiva que plantea la monogamia.

Este tipo de parejas abiertas escapan a la exclusividad sexual y afectiva, pero pueden tener tantos formatos como personas. Quienes la eligen como opción señalan como positivo que permiten transparentar ciertas dinámicas que pueden ser tóxicas, como el control, la posesividad, la mentira y el engaño.

“En realidad es una nueva forma de enfocar las relaciones. Es una manera de vincularse en la que las personas que forman parte de la pareja o el grupo, ponen las limitaciones donde ellos creen convenientes”, señaló a Sputnik Jara Pérez, psicóloga española, especializada en psicoterapia sistémica familiar.

De todas maneras, las parejas poliamorosos no aseguran que no existan problemas, un ejemplo son los celos, debido a que esta actitud está relacionada con las inseguridades de las personas, y no con el formato afectivo.

Lo más difícil en todo caso tiene que ver con la mirada prejuiciosa de la sociedad, que todavía ve con malos ojos este tipo de vínculos amorosos.

“Para mí el aspecto negativo que tiene es que es algo que no se charla y que no se ve. Entonces cuando vos querés hablar de estas cosas es muy difícil encontrar a alguien que te comprenda”, reflexionó Cecilia Figlioli, socióloga argentina, quien conformó junto a otras personas el espacio relacionesabiertas.org

En Argentina el colectivo relacionesabiertas.org se creó con el objetivo de formar una comunidad que les permita a quienes eligen esta forma de vida no se sentirse solos. Incluso buscan generar una red de apoyo con sicólogos y abogados que los orienten.