Paz mi pez: las camisetas que hablan

“Ante lo que le molesta usted tiene dos opciones: decir las vainas con amor y a tiempo, o enfermarse con la rabia acumulada en su silencio”. Esta es una de las frases que podemos encontrar en la fanpage de Paz mi pez, una campaña que surgió a fines del 2016, en un contexto en el que Colombia estaba por votar el Acuerdo de Paz con las FARC.

Se vivían tiempos turbulentos en el país, de mucha polarización en torno al plebiscito entre el gobierno y la guerrilla. Esta y otras razones personales llevaron a Luz Ángela a hacer una campaña que transmitiera un mensaje pacificador: Paz mi pez.

Mi pez en Colombia significa mi hermano, mi amigo, por lo que, además del juego de palabras, el objetivo de portar estas camisetas en el bus, en la calle, o en la oficina es decirle al otro: “yo estoy en paz, todo bien con usted”.

Luego llegaron las publicaciones en las redes sociales y los retos como: sonreirle a un desconocido mínimo una vez al día, mirar a los ojos al dar las gracias, o decirle a alguien que lo quieres.

“Las personas empezaron a compartir las frases que empecé a publicar. Esto me hizo entender que estaban hambrientas de paz. A pesar de existir un conflicto por la paz política, la gente estaba buscando respuestas a sus procesos interiores”, expresó Luz Ángela Mastrodoménico, fundadora de la campaña.

Ella está convencida de que la violencia que se ve en las calles, es violencia interna reprimida, por lo tanto, para poder estar en paz con los demás precisamos primero estar en armonía con nosotros mismos.

“En el momento en que le damos a una persona un poco más de nuestra empatía y respeto, empezamos a transformar nuestro universo”, agregó Luz Ángela.

Paz mi pez tiene hoy una comunidad de 700.000 personas en Facebook y 400.000 seguidores en Instagram. Además de camisetas, ofrecen otros productos como placas para la bici, pins, collares para las mascotas y almohadones con mensajes pacificadores.