Panamá va a elecciones a 30 años de la invasión de Estados Unidos

El único candidato de izquierda para las elecciones de este domingo 5 de mayo en Panamá reúne previamente menos de 1% de respaldo.

Los otros seis garantizarían la continuidad de su alineación con Estados Unidos, una realidad cuya explicación hay que buscarla en la invasión de hace 30 años.

Otras son las invasiones que promueve Washington en la región en este 2019, teniendo a Panamá como un aliado incondicional.

Durante la jornada del 30 de abril, el presidente Juan Carlos Varela apoyó explícitamente el fallido Golpe de Estado contra Nicolás Maduro en Venezuela.

“Bajo el liderazgo del Presidente constitucional @jguaido avanza el proceso hacia una salida democrática pacífica y venezolana (…) Panamá respalda de manera decidida los esfuerzos legítimos por el restablecimiento de la democracia”, escribió Varela.

Hace 30 años la situación fue opuesta. En diciembre de 1989 Estados Unidos invadió Panamá y el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez le expresó al vicepresidente norteamericano Dan Quayle que “nunca, jamás! Nadie justificará la invasión y si alguien les dice lo contrario, les está engañando”.

Para el politólogo panameño Olmedo Beluche hay que entender la posición de Varela como resultado del régimen instaurado tras la invasión.

La invasión del 20 de diciembre del 89 “fue para efectos prácticos un golpe de Estado venido desde fuera que nos impuso un modelo político”, afirmó Beluche a Sputnik.

Los partidos políticos que han gobernado durante estos 30 años y “van a seguir” haciéndolo son parte de los que “pactaron después de la invasión, este germen es el que tenemos en la actualidad”, opinó Beluche.

“Panamá es el único país de América Latina que no tiene representación en el congreso de una propuesta de izquierda o progresista. Toda la asamblea está controlada por los partidos tradicionales de la derecha y por los independientes, que son de derecha”, agregó el politólogo.

Para este domingo 5 de mayo son siete las candidaturas que buscan suceder a Varela.

Son 2,7 millones las personas que elegirán presidente, 71 diputados de la Asamblea Nacional, 81 alcaldes y 9 concejales, además de 20 diputados al Parlamento Centroamericano.

Al no haber segunda vuelta, este domingo será definitivo. Primero en las encuestas figura el opositor Laurentino Cortizo del Partido Revolucionario Democrático.

Lo sigue Rómulo Roux de Cambio Democrático, y tercero Ricardo Lombana con su movimiento Otro Camino Panamá.

El postulante del oficialista Partido Panameñista, José Blandón, aparece cuarto con una intención de votos menor a 10%.

Una sola, la de Saúl Méndez por el Frente Amplio está asociada con la izquierda pero no logra superar el 1% de intención de voto y “no lograría colocar ningún cargo de elección popular”.