Padrón: Lo que se montó el fin de semana en Venezuela fue una gran provocación. Se quiso hacer una puesta en escena y fracasó

Álvaro Padrón habló en InterCambio sobre los acontecimientos registrados este sábado 23 en la frontera entre Venezuela y Colombia.

Padrón contextualizó lo sucedido en la dinámica de “polarización”, que no es reciente y que “hace muy difícil interpretar con objetividad” lo que realmente ocurre sobre el terreno.

No obstante, puntualizó, “lo que se montó el fin de semana fue una gran provocación (…) al estilo de Hollywood (…) se quiso hacer una puesta en escena y fracasó, salió mal” ya que los organizadores de esa provocación “querían demostrar un nivel de permeabilidad en la frontera venezolana, sobre todo con el gran argumento de la ayuda humanitaria, que es una gigantesca hipocresía”, valoró.

Los promotores de esa operación fallida tuvieron como “objetivo dar la imagen internacional de un gobierno” venezolano “que no estaba dispuesto a atender la urgencia a su pueblo”. “Esa provocación no salió bien”, recalcó, “aunque va a tener un relato de los grandes medios de comunicación (…) que justifique lo que va a suceder hoy” lunes 25, es decir “una reunión del Grupo de Lima que intente contrarrestar lo que había empezado a funcionar: el Grupo de Contacto Internacional (…) que se reunió en Montevideo” el 7 de febrero.

Este Grupo de Contacto se reunió la semana pasada en Venezuela con actores políticos y sociales del país, tanto oficialistas como opositores, a partir de lo cual “estamos a pocas horas de que haya un primer informe de ese Grupo”. Probablemente por esto, la provocación del fin de semana busca “volver a poner el foco no en el diálogo sino en la confrontación”.

Es que en las mismas horas, o sea este lunes 25, “va a estar el Vicepresidente de Estados Unidos en esa reunión” del Grupo de Lima, “con lo cual hay una ofensiva para intentar rodear una eventual intervención militar de respaldo internacional”, eventual intervención militar “que sería cuestionada por la inmensa mayoría del concierto internacional”, aseveró Padrón.

Si bien “el Grupo de Lima es bastante impresentable” y “aporta poco” a una solución positiva del conflicto que rodea a Venezuela, en su última reunión, realizada sin la presencia de delegación estadounidense, “se cuidó de no avalar una intervención armada”.

“Espero que gobiernos de América Latina con los que uno puede no compartir su visión desde el punto de vista político, vuelvan a reafirmar esa necesidad de que cualquier conflicto que ocurra en América Latina, hoy es Venezuela, mañana puede ser cualquier otro, esté cubierto del principio de no intervención y particularmente del principio de no intervención militar”, expresó el analista.

“Lo grave de esto son los que han generado ese clima”, desde “el propio Guaidó en primer lugar” hasta “la OEA de Almagro, que no es la OEA en su conjunto” dado que “Almagro está funcionando últimamente de manera increíblemente unilateral, pasándose por encima la propia estructura de la OEA”. De hecho, el secretario general de esa entidad “está instalado en Colombia desde hace algunos días” y “hoy va a participar de la reunión del Grupo de Lima”, apuntó Padrón.

El politólogo observa “una cierta desesperación” en quienes montan las provocaciones “porque empezó a funcionar la semana pasada una opción de diálogo (…) se generó una disposición de diálogo” y esto “sigue siendo la única opción posible” para no agravar la situación. “Y esa opción fue iniciativa de Uruguay (…) no estoy hablando sólo del gobierno, Uruguay como país logró que se abriera una vía de diálogo que es la única posible” para dar una apertura pacífica y negociada al bloqueo del conflicto.

“En Venezuela tiene que haber elecciones, no es posible que alguien crea que el statu quo o las cosas como están, puedan permanecer así”, añadió, y en ese sentido “la percepción que hay es que el gobierno empieza a entender eso, y quizás, esta reacción de querer provocar una agudización del conflicto es en respuesta a ese espacio, a esa oportunidad que se le estaba abriendo al diálogo”, reflexionó.

“Ojalá quienes tienen vocación de diálogo de ambos lados, triunfen en esa pulseada que está teniendo un punto alto en estas horas”, expresó como deseo el columnista, que también exhortó a los actores políticos uruguayos a no sumarse a la polarización y convocó a los precandidatos presidenciales a decir qué harían al respecto si fueran el Presidente de la República.

A continuación Padrón se refirió a las posiciones adoptadas en este conflicto por los gobiernos de Chile, Brasil y México.