Padrón: el gobierno de Macri “fue parte de una concepción de hacer que los países fueran empresas” y ello incluyó “la ´antipolítica´”

En su columna semanal en InterCambio Álvaro Padrón analizó “cuál es el efecto de Argentina más allá de sí misma y de su economía”.

Padrón caracterizó los resultados del gobierno de ´Cambiemos´ aseverando que “lo que fracasó fue un modelo” que incluyó “una especie de intento (…) de nueva forma de hacer política” con el pretendido liderazgo de alguien presentado como “empresario, exitoso, rico, joven”.

Es decir, un proyecto basado en la idea de “la gestión” y conducido por un grupo de “CEO´s”, o sea de “gerentes” de corporaciones y grandes compañías “´porque un país es como una empresa´ (…) entonces qué mejor para gestionar un país que un empresario”.

Se trata de instalar “la idea de que los países son empresas (…) y de que las personas también somos empresas”.

El columnista abordó el asunto de “las implicancias que tiene estar en el sector público y haber estado en el sector privado (…) en el área en la que se desempeñaban”, lo que lleva a analizar “para qué intereses” aplicaron “la política pública en estos años” esos “cientos de cuadros” gerenciales.

Estamos definitivamente en una etapa global de “captura corporativa del Estado” en cuyo despliegue y aplicación “se pierde la neutralidad de la función pública”. El gobierno de Mauricio Macri “fue parte de una concepción de hacer que los países fueran empresas”, y con ello “venía en el paquete la ´antipolítica´” como discurso legitimador.

Estamos entonces ante el fracaso de “un modelo político que era el más interesante para la derecha de América Latina”, dado que “no es Bolsonaro”. Es así que “se les acabó una herramienta de alternancia (…) que la ´nueva derecha´ quería presentar en América Latina para desplazar al ciclo progresista”.

A la interrogante retórica de “dónde fracasa Macri”, Padrón respondió que primero “en la receta económica” ya que “deja sin guion económico a esa ´nueva derecha´ en América Latina”. Y segundo, en “el deterioro institucional” de Argentina: “cuidado con esto” como riesgo abonado por “la negación de la realidad” por Macri “y su faceta antidemocrática”.

Es que “el Macri verdadero (…) es el que se enojó con la gente porque no lo apoyó (…) y con la democracia” al sostener que “´la situación económica es culpa de las PASO´”.

Después relacionó esos mensajes preocupantes con la reciente afirmación en Uruguay del candidato presidencial del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, de que se configura una dictadura cuando no hay alternancia partidaria en el gobierno debido a que la ciudadanía elige reiteradamente a un partido.

Padrón recordó que el gobierno de ´Cambiemos´ “lo que aplicó fue lo mismo que hicieron en los ´80 con la dictadura y en los ´90 con Menem y Cavallo”.