´Pacha´ Sánchez sobre Ley de Financiamiento de Partidos: La pregunta es, ¿por qué estás de acuerdo en que algo rija para el 2024 y no para el 2019?

Entrevistado en InterCambio el diputado frenteamplista Alejandro Sánchez, habló sobre la derrota parlamentaria sufrida por el oficialismo este jueves 20 con el Proyecto de Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos.

Es que todos los partidos de oposición y el legislador frenteamplista Darío Pérez no votaron en la Cámara de Representantes el Proyecto, que tiene media sanción del Senado y la aprobación en Comisión de Diputados.

Por lo tanto, el sistema político uruguayo no tendrá vigente durante la próxima campaña electoral una Ley que reglamente y transparente el uso de dinero en el ámbito de los partidos.

“Es una noticia triste lo que pasó ayer” porque en definitiva “se hizo con un artilugio” que consistió básicamente en “no levantar el receso para tratar el Proyecto”, resumió Sánchez al respecto.

Dada la media sanción del Senado y la aprobación en Comisión obtenida por el texto, éste estará obligatoriamente como primer punto del orden del día “el 15 de febrero”, cuando el Poder Legislativo inicie el último periodo ordinario de sesiones de la actual Legislatura “y el argumento” opositor para volver a rechazar la iniciativa “será que estamos en año electoral”.

“Nos deja un sabor muy amargo”, lamentó el legislador del Espacio 609 al reseñar que el Proyecto prevé “prohibir las donaciones anónimas a los partidos” y “que las empresas pongan plata en las campañas”, siendo éste un elemento “muy importante” en una época como la actual en la que “está en el banquillo de los acusados la relación entre las empresas y la política”.

Para bloquear esa posibilidad, el texto apunta a impedir “que esas empresas” aportantes de recursos financieros a un partido y/o candidato que gane una elección, “le digan: ´si te financié la campaña, desde el lugar que has obtenido me tienes que beneficiar´” con la adjudicación de contratos de obra u otros procedimientos ilegítimos y antidemocráticos.

Asimismo, “un tercer elemento” del Proyecto y también “muy importante, es que exista la posibilidad de que las donaciones” sean efectivizadas mediante “transacciones electrónicas para conocer el origen” del dinero, “porque en efectivo es muy difícil rastrear” la procedencia del aporte.

Sin embargo, “la oposición no dio los votos” y contradictoriamente “dijeron en sala que están de acuerdo” con la iniciativa “pero que no rija en la próxima campaña” electoral sino en la siguiente. “¿Porqué que sea para el 2024?”, se preguntó retóricamente el diputado del FA, valorando luego que “la oposición no tiene” voluntad real “de transparencia” financiera.

Recordó que “esto se discutió mucho con la oposición” y que la bancada oficialista se disponía a incorporar al articulado “muchos cambios propuestos por la oposición”, especialmente los aportes “del Partido Independiente” excepto “que fuera para 2024”.

Asimismo “los compañeros de la Liga Federal participaron del proceso de discusión” y la gran mayoría “de los cambios” planteados por este sector frenteamplista “fueron aceptados” por el resto de la bancada. “Pero el compañero Darío Pérez de manera inexplicable se retiró de sala” al momento de votar. “Darío se equivocó profundamente”, lamentó Sánchez.

Entonces, la consecuencia más negativa radica en que “cuando tuvimos la oportunidad de generar un resguardo” de la democracia parlamentaria uruguaya contra la penetración del interés privado y empresarial, “el sistema político” optó por rechazarla.

Tal consecuencia genera “una profunda preocupación” y deja “un sabor muy amargo” en filas frenteamplistas a causa de la inconsecuencia de los partidos, sectores y dirigentes que “hacen gárgaras con la ética y la transparencia” pero después no levantan la mano “para autorregularse”.

A continuación, el joven parlamentario explicó diferentes detalles de varias “propuestas de la oposición” que fueron aceptadas por el oficialismo, que tuvo disposición y dio su acuerdo para incluirlas, en algún caso con matices, pese a lo cual los otros partidos evitaron votar el Proyecto de Ley.

Sánchez evaluó que el efecto logrado por la oposición en bloque representa “una victoria a lo Pirro” porque indefectiblemente “la Ley estará en el orden del día” de la primera sesión plenaria de 2019.

No obstante, en el FA prevén que entonces “el argumento” opositor para rechazar otra vez el Proyecto “será que es año electoral”, es decir “sabemos que de parte de la oposición no va a haber votos” para aprobar el texto. “La pregunta es, ¿por qué estás de acuerdo en que algo rija para el 2024 y no para el 2019?”, reflexionó el entrevistado.