Opinión: “La supuesta ayuda humanitaria a Venezuela es un pretexto para escalar la ofensiva”

El periodista y escritor colombiano Jorge Enrique Botero analizó en GPS Internacional la situación en la ciudad fronteriza de Cúcuta frente a la escalada del conflicto político con Venezuela.

“Es una frontera supremamente larga de más de 2000 kilómetros entre Colombia y Venezuela. El epicentro de los acontecimientos está ocurriendo en la ciudad de Cúcuta y allí lo que se respira es un ambiente de tensión que está estimulado de manera bastante notoria por el trabajo mediático que se ha hecho sobredimensionando la situación de los migrantes venezolanos en nuestro país», señaló Botero. “La verdad es que muchas más son las necesidades de la población más pobre de la ciudad de Cúcuta que la de los propios venezolanos a la cual se supone que va a llegar la llamada ayuda humanitaria”, añadió. “Más niños en condición de desnutrición, más familias en extrema pobreza que miran con asombro cómo decenas de containers con comida y medicinas están tratando de salir hacia Venezuela mientras su situación sigue siendo terriblemente precaria”, sostuvo el periodista colombiano.

“Lo voy a decir con todas sus letras: la supuesta ayuda humanitaria desde el punto de vista cuantitativo viene a ser una cosa realmente ridícula y está usándose como pretexto para demostrar un supuesto rasgo antihumano del presidente Maduro y el gobierno venezolano”, consideró Botero. “Una eventual intervención militar en Venezuela sería una aventura totalmente catastrófica para aquellos que la intentaran. Primero que todo no habría en el continente una atmósfera y actitud generalizada de apoyo a este tipo de acciones”, opinó. “Pienso yo recordando algunas escenas de la guerra de Vietnam que se parecerían mucho a aquel escenario en que EEUU tuvo que salir tras muchos años con el rabo entre las piernas”, dijo Botero en entrevista con radio M24 y Sputnik.

Además en GPS Internacional, recibimos en estudios al cónsul de Cuba en Uruguay, David Roblejo, para dialogar sobre el rechazo de La Habana a la posible aplicación de la Ley Helms-Burton, la presión diplomática de Washington y la iniciativa de referéndum constitucional en la isla. “El lenguaje que se usa, que es bastante agresivo, codifica todo lo que se venía aplicando de manera extraterritorial con las leyes del bloqueo. O sea, un impedimento completo ya no solamente al comercio bilateral sino al comercio de Cuba con terceros países e infundir temor en posible inversionistas”, advirtió Roblejo. “La Constitución vigente en Cuba es del año 1976 con algunas reformas puntuales en los años 1992 y 2002. En los últimos 42 años han aparecido en nuestra sociedad nuevos fenómenos relacionados fundamentalmente a relaciones de producción”, explicó el diplomático. “Cuando el proyecto de ley se presentó a la población en un hecho sin precedentes participaron más de 8 millones de cubanos y se convocó inclusive a los cubanos residentes en el exterior a través de plataformas digitales a que expresaran sus criterios”, indicó Roblejo.

En el cierre cultural, conocemos más sobre una nueva edición del Festival Internacional de Cine de Punta del Este que estará comenzando el próximo 17 de febrero en el principal balneario de Uruguay. Conversamos con su coordinador general, Valentín Trujillo.

Y como en cada programa el repaso de las noticias destacadas de América Latina y un informe sobre el panorama mundial.