¿Niña o niño? El método más efectivo para elegir el sexo del bebé

Hay muchas indicaciones para concebir una niña o un niño, que van desde en qué momento del ciclo tener relaciones hasta las posiciones sexuales y la ingesta de determinados alimentos. El método Baretta, basado en la combinación de diferentes minerales en la dieta y con una efectividad del 95%, se presenta como el más preciso.

Según la bioquímica argentina Adriana Baretta, creadora del Método, no se trata de qué alimentos se consuman sino de cómo se combinen. Luego de años de estudio, encontró una fórmula que se asocia a la concepción de un sexo u otro, en base a la relación entre cuatro minerales: sodio, potasio, calcio y magnesio.

«Esto modifica las secreciones de la mujer y la membrana del óvulo que se hace más receptora para uno u otro espermatozoide. Así se preselecciona el sexo del bebé», explicó Baretta.

En términos generales, si estas secreciones son más alcalinas favorecen al espermatozoide Y (de varón) y si son más ácidas al X (de niña). Pero esto no significa que se pueda simplificar a que, por ejemplo, las mamás tomen leche si buscan una nena y frutas si buscan un niño. Se trata de una fórmula compleja.

«Es un coeficiente de minerales que tiene en el numerador sodio + potasio y en el denominador calcio + magnesio. Cuando es menor a dos, favorece a nena, y entre cuatro y seis a varón. Pero con las dietas más industrializadas de hoy muchas mamás tienen más de seis, algo que también es favorable a nena», explicó la científica.

La efectividad del Método es del 95% si se lo sigue al pie de la letra y se comienza la dieta unos cuatro meses antes de la concepción. En su libro ¿Niño o Niña? Ya puedes elegir, Adriana Baretta brinda ciertas pautas generales sobre esta técnica pero que no garantizan el éxito ya que el trabajo debe ser personalizado.

«Trabajamos generalmente a distancia, por internet, en Latinoamérica y España. Tenemos estandarizados una serie de instructivos para que las mujeres vayan aprendiendo desde el primer mes», agregó.

El método Baretta se emplea también en aquellas mujeres que no pueden quedar embarazadas ya que una causa del problema puede ser la dieta. De acuerdo a sus estudios, las que tienen un coeficiente entre dos y cuatro son infértiles y esto se puede modificar con la alimentación.