Nicaragua quiere paz

La embajadora de Nicaragua en Uruguay, Emilia Torres, aseguró a Sputnik que su país quiere concretar una salida pacífica a la crisis social y política que atraviesa.

La diplomática sostuvo que en las mesas de negociación hay personas que están siguiendo “instrucciones de Gobiernos extranjeros”, que provocaron situaciones muy difíciles entre los meses de abril y junio pasados.

“Una de las responsabilidades que tienen en esta mesa de negociación es precisamente conversar con sus amos y decirles que Nicaragua quiere paz”, dijo la embajadora.

Aseguró que en las negociaciones que se están llevando a cabo en estos momentos, se están logrando acuerdos, que hay una hoja de ruta y que la presencia internacional de la OEA y de la Cruz Roja, así como de la Iglesia Católica, dan garantías de que se alcanzará la paz.

Consultada sobre las denuncias sobre abusos y represión durante las marchas realizadas por la oposición, la embajadora dijo que la mayoría de la información que se difunde “es mentira”.

Torres destacó el respeto de su nación a los procesos electorales y rechazó las declaraciones de Todd Robinson, principal asesor sobre Centroamérica en el Departamento de Estado, sobre acordar elecciones anticipadas en Nicaragua.

“Por qué vamos nosotros a aceptar que pongan condiciones sobre quienes deben estar o no en las candidaturas y cuándo éstas deben desarrollarse. Esa es una decisión completamente autónoma. Somos soberanos y exigimos respeto”.

También se refirió a las presiones que ejerce Estados Unidos, imponiendo sanciones económicas a su país.

“Al pueblo de Nicaragua se le respeta y en ese sentido nos parece que las condiciones o condicionantes que pueden establecerse desde otros países, en este caso EEUU, son inaceptables para el pueblo de Nicaragua”, sostuvo.