Nicaragua: «Hay Frente Sandinista y revolución para mucho tiempo»

«Tenemos la firme convicción de que estamos haciendo lo correcto, es un proyecto para la mayoría», dijo a Sputnik el director general del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC), Luis Morales Alonso, al valorar los 40 años del triunfo revolucionario del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), el 19 de julio de 1979.

«Patria Libre o Morir» fue el saludo que usó el hoy presidente de Nicaragua y líder del FSLN, Daniel Ortega, para saludar a los millones de nicaragüenses y latinoamericanos que celebraron el triunfo de la Revolución. Fue y es un homenaje al general Augusto César Sandino, que le dio nombre y espíritu a esta organización guerrillera fundada en 1961.

El 12 de julio de 1927 el «General de Hombres Libres» inmortalizó la frase, en respuesta al capitán Gilbert Hatfield del Cuerpo de Marines de los EEUU, que le solicitó entregar las armas.

Sandino los venció y después de seis años los Marines se retiraron. Esa guerra, junto con la de Vietnam, son las únicas que EEUU reconoció como derrotas en toda su historia, tal como lo recuerda nuestro entrevistado del día.

«La del general Sandino fue una gesta histórica porque es cuando EEUU sufrió su primera derrota a nivel mundial», recordó Morales Alonso. Seis años le llevó a Sandino vencer a la por entonces incipiente potencia mundial en plena fase de expansionismo continental.

Vencedor, en 1933 Sandino hace una propuesta de paz, aceptada y negociada con el nuevo Gobierno, que lo invita a una cena, para una vez terminada asesinarlo a sangre fría. Su verdugo intelectual fue Anastasio Somoza García, designado jefe de la Guardia Nacional cuando EEUU fue vencido.

52 años después, el 19 de julio de 1979, el FSLN doblega al Gobierno proestadounidense de Anastasio Somoza Debayle, hijo del asesino de Sandino. EEUU perdió así el control clave sobre un zona geoestratégica en el mundo, por su conexión bioceánica, entre otras razones.

1979 había comenzado con otro triunfo revolucionario bien lejos de Nicaragua, en este caso en Irán, que derribó al Sha.

«Siempre nosotros, y creo que también nuestros hermanos iraníes, hemos estado bajo los ojos de ese águila imperial. En cualquier momento y época siempre hemos tenido esa terrible sombra que nos persigue por diferentes razones», apuntó el director del INC.

La posición geográfica con conexión bioceánica en el caso del país latinoamericano, y las reservas petroleras y el control natural del estrecho de Ormuz —que regula las principales rutas marítimas comerciales—, en el caso del asiático.

«Ellos siempre van a estar encima de nosotros tratando de detener nuestros proyectos revolucionarios», afirmó Morales Alonso, y agregó: «Nosotros tenemos la convicción de que seguimos adelante porque somos un pueblo de resistencia».

Para el titular del INC, «los proyectos que ha hecho nuestro Gobierno en estos 12, 13 años son para las mayorías y nos están apoyando para que continúe la gratuidad en la educación, en la salud», sostuvo.

Tal como se indica en la convocatoria al acto oficial de este 19 de julio en la Plaza de la Fe, «vamos a continuar. 2021 y más, porque hay Frente Sandinista y revolución para mucho tiempo».