Nario, de Dinama, sobre control ambiental a UPM 2: va a ser una de las plantas con mayores exigencias ambientales del mundo, no tengan duda

Entrevistado en InterCambio el titular de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama), Alejandro Nario, resaltó la capacidad del organismo para monitorear la composición de los efluentes de las dos fábricas de celulosa existentes en el país y aseveró que será igual con la tercera porque Uruguay tiene experiencia, conocimientos y normativa para garantizarlo.

Nario contó que “el proceso en sí” para negociar las condiciones de seguridad ambiental de la segunda planta de UPM “ha ido un desafío muy grande para la Dinama”, institución que desarrolló “un fuerte compromiso de todos sus funcionarios porque en paralelo se estaba estudiando la planta, el puerto, el tren, modificaciones de rutas, puentes… La verdad es que ha sido un proceso muy exigente en términos de recursos humanos y técnicos, y ahora viene el proceso de seguimiento”, proyectó.

Hacia ese objetivo, destacó que “Uruguay cuenta con una expertise de técnicos que ya han evaluado dos plantas y eso le da una capacidad histórica y es una ventaja a la hora de evaluar esta tercera planta”. Resaltó que “Uruguay fue más exigente que la normativa internacional” porque “el piso” definido por el gobierno fue “la comparación que hace la Unión Europea del desempeño de las mejores plantas”. “Lo que hicimos nosotros fue decir ´ese es el piso, de ahí partimos´” para la tratativa con UPM, dijo.

Las definiciones técnicas y estratégicas de la Dinama determinan entonces que “esta planta tenga siete parámetros adicionales a las otras dos y que además en todos los parámetros hayamos sido más exigentes que en los parámetros que cumplen las otras plantas”.

Sobre el seguimiento y monitoreo que se hará de la producción de la tercera, recordó que “lo que tenemos a nuestro favor hoy es la tecnología: hay un montón de sistemas de transmisión online y de asesoramiento remoto que nos van a permitir tener, como hoy tienen las actuales plantas, un control permanente y en línea de lo que está sucediendo” en su proceso.

“Lo otro es que desde 2009 venimos monitoreando el río Negro (…) y trabajamos con Dinara en todo lo que tiene que ver con recursos hidrobiológicos. Entonces creo que Uruguay tiene condiciones” para garantizar el control ambiental en torno a la producción que se sumará.

“Estamos auditando dos plantas con características similares (…) tenemos datos minuto a minuto (…) y una planta nueva incorpora mejoras (…) esta planta va a ser una de las plantas con mayores exigencias ambientales del mundo, de eso no tengan duda”, recalcó Nario.

“Hay que acordarse de que la primera planta pasó una situación similar y que el análisis de los técnicos de Dinama fue tan detallado que nos permitió ganar el juicio de La Haya, y de hecho hoy el río Uruguay no tiene ningún problema (…) ya Uruguay estaba en los valores más exigentes”, subrayó.