Miranda hacia el 24: este es otro partido, mirá lo que está en juego, pensá un poquito qué país querés para tu hijo y mirá para el costado en la región

Entrevistado en InterCambio el presidente del Frente Amplio (FA), Javier Miranda, habló de las estrategias y posicionamientos del oficialismo y la oposición con vistas a la segunda vuelta electoral del 24 de noviembre.

Miranda reflexionó en torno a lo “curioso” que resulta observar “cómo se construyen los relatos”, considerando que desde los medios de comunicación se transmite, desde el domingo 27 de noche, la imagen de que el FA fue derrotado en la primera vuelta de estas elecciones nacionales.

Sin embargo “no hay derrota, más bien lo contrario”, más allá de que “pensábamos (…) votar un poquito mejor” y esto “con razones”, ya que por un lado “las encuestas le habían errado en las elecciones anteriores” y por otro, la ola “de movilizaciones” del frenteamplismo activó el entusiasmo.

Lo cierto es que “el contrario también juega” y lo hace “como dijo que iba a jugar”, esto es “buscar la coalición y demostrar que todos juntos” los partidos opositores de derecha pueden “derrotar al Frente”. Para ello cuentan además con la citada construcción discursiva de “los medios”.

Ese “relato” expresa la idea de que “todos ellos juntos pueden más que nosotros”, es decir “¡qué paliza les dimos entre los cuatro!, ese es el relato que quieren instalar”. Y de hecho, “lo que logró (Luis) Lacalle es un acuerdo de cúpulas”, al igual que Pablo “Mieres” y este caso “es brutal” porque apenas obtuvo como adhesión “1% de la población”. “Mieres es solo cúpula, no hay nada atrás”, caracterizó el presidente del FA.

En esta coyuntura, los esfuerzos militantes del frenteamplismo deben ser orientados a persuadir a “las personas que habiendo votado al partido de sus afectos” el domingo pasado, pueden estar “dispuestas a votar a (Daniel) Martínez” en el balotaje “porque es el mejor” para “gobernar” para todos.

“Ese es el desafío” y con esa impronta “nuestra gente” tiene que salir “a conversar con el resto de la gente”, recordando que “una de las claves” políticas de ese diálogo sencillo con los ciudadanos es evidenciar “lo que está en juego”. Activar la reflexión sobre “qué va a pasar con mi salario” y “con la salud de mis hijos” como ejemplos básicos, señalando los dramas sociales provocados por los gobiernos de derecha de Chile y Argentina.

Se trata de contrastar “la lógica del neoliberalismo”, consistente en “generar desigualdad”, con los 15 años de gobierno del FA que demuestran cómo se hace crecer y desarrollar al país mientras se distribuye sus frutos.

Miranda también se refirió a Guido Manini Ríos apuntando que “para dialogar hay que tener actitud de diálogo”.

Y recordó asimismo que “Lacalle”, durante “estos cinco años” transcurridos desde marzo de 2015 “cultivó el descontento” de la población en un país al que le va bien, aún inmerso en una región que se desplomó y en un mundo convulsionado.

El exdirigente de Madres y Familiares de Detenidos Desparecidos razonó además que estando el oficialismo “a 20 días” del balotaje, no debe incurrir ahora en el error de desarrollar un proceso autocrítico. La tarea de la hora es otra y “se puede ganar, hay muy buenas chances de ganar” el 24.

Más adelante en la entrevista abordó el tema de la complejidad de las sociedades actuales y el desafío que le supone a la izquierda responder a los discursos simplistas de la derecha en todos lados. “Es un fenómeno de las democracias occidentales” y Uruguay no es ajeno a esa tendencia, indicó.

Resumió el tipo de mensaje con el que los frenteamplistas tienen que dialogar con quienes no lo son, para pedirles que piensen muy bien su voto en el balotaje: “este es otro partido, mirá lo que está en juego (…) pensá un poquito qué país querés para tu hijo (…) mirá para el costado” fronterizo.

Esta instancia se resuelve “voto a voto” y “persona a persona, en todo el territorio” y para ganarla son necesarios dirigentes y militantes de base. “Precisamos al que sale en la tele y al que no sale en la tele”, convocó.