Marcella Ceraolo y Mariné Hermo, de Músicas Unidas: es un momento histórico en el que estamos decididas a reunirnos

Entrevistadas en InterCambio las cantautoras Marcella Ceraolo y Mariné Hermo, del colectivo Músicas Unidas, hablaron sobre la lucha por ganar espacios para las artistas y creadoras musicales y culturales mujeres en el ambiente nacional de la música y los espectáculos.

Las entrevistadas explicaron que el nucleamiento Músicas Unidas nació de un grupo de “cantautoras y músicas” que se habían contactado para “armar un contrafestival” ante una realidad de muchos recitales en los que había casi solo hombres “por (el año) 2017”.

Y si bien por diferentes razones “después no se hizo” ese contrafestival, sí “se generó” este movimiento que lucha por el reconocimiento a las mujeres creadoras y músicas y por su inclusión en las grillas y programaciones de encuentros y actividades musicales.

Ceraolo y Hermo precisaron luego que en Músicas Unidas hay “no sólo músicas” sino también productoras y gestoras, por ejemplo, y no solo de Montevideo sino “de todo el país”.

Reflexionaron en torno a una realidad de baja representación femenina en el ámbito de la producción, la realización y la interpretación musical cuando “está sabido que en Uruguay el porcentaje de músicos con relación a la población es de los mayores del continente”.

Su nucleamiento y organización sectorial les permitirá, entre otros beneficios, “saber quiénes somos” y “cuántas somos”, información valiosa para “después” poder contactar a organizadores de “los recitales” y “decirles” que disponen de un menú de artistas mujeres variado en cuanto a géneros, estilos, perfiles, edades, etc.

Una de las lógicas que aspiran a modificar es muy habitual en Uruguay y se refleja en que “el músico emergente en este país” parece destinado a “estar toda la vida emergiendo” sin llegar nunca a una mayoría de edad artística reconocida por el medio.

Ejemplificaron el lugar subordinado de la mujer en este ámbito mencionando los casos de festivales departamentales de convocatoria nacional en los que, habiendo disponibles cantautoras oriundas de esos departamentos, no participan de los eventos porque no son contratadas por los organizadores, tanto públicos como privados.

En otro sentido, destacaron lo positivo de que la música uruguaya esté teniendo mucho más espacio en las programaciones de las radios, aunque suelen repetirse los grupos y autores cuyas producciones son emitidas.

Asimismo se refirieron críticamente a una práctica más generalizada de “cumplir” con la convocatoria a mujeres pero solo con un criterio formal y de corrección.

“Es un momento histórico en el que estamos decididas a reunirnos” y a batallar alrededor de “metas claras”, señalaron.