Los secretos de Lacalle: la ley de Urgente Consideración y el acuerdo con Manini

El programa oculto.

Un partido político se lo considera por lo que hizo, por lo que dice que va a hacer y por lo que oculta. Esto incluye los perfiles en cada período, las personalidades de cada gobernante.

En el caso del doctor Luis Alberto Lacalle Pou no vamos a detenernos en el período que gobernó su padre, aunque persisten –como veremos- algunos elementos centrales del pensamiento neo conservador.

Digamos que representar a sectores sociales, configura los programas. Y esos sectores sociales de relevancia influyen en el carácter programático de cualquier partido.

Así dicho, en general, podemos dibujar un pensamiento neo conservador en el centro, en el corazón del programa escrito de Lacalle.

Digo escrito, porque hay tonos y énfasis que no se ponen en un programa por un sinfín de factores. Un programa es una orientación general y no una hoja de ruta detallada y minuciosa.

Voy a poner un ejemplo: en 1983 una delegación de Asceep-Feuu viajo a Buenos Aires a entrevistarse con Wilson Ferreira Aldunate.

Una linda conversación. En un momento dado una estudiante le pregunto: ¿No le hemos escuchado decir que juzgará a los militares que violaron los derechos humanos? Wilson Ferreira Aldunate respondió: ¿Usted cree que me darían el gobierno si ando diciendo que los voy a meter preso?

A lo largo de estos 15 años, Lacalle Pou nunca estuvo con las grandes mayorías populares. Muchos de su partido se lo reprochan porque hay votantes blancos que dicen claramente que han sido beneficiados por las políticas del Frente Amplio.

En la mayoría de las ocasiones Lacalle votó en contra de las reformas o se ausentó de sala.

Su ideología del “sentido común” –la misma que impulso Macri en Argentina- es una forma cool de pronunciarse contra lo conquistado.

Veamos mas en detalle su “programa” pero lo vamos a hacer por la negativa. Lo expresamos entre comillas, porque negarse a votar las reformas y los avances es una forma de programa. El Dr. Lacalle y/o legisladores de su partido se han pronunciado en contra de las conquistas, tanto en el Parlamento como en declaraciones públicas.

El “programa” no tan oculto de Lacalle en estos 15 años es el siguiente:

Votación del matrimonio igualitario. Cámara de Diputados. 12 de diciembre de 2012.

1. No al Fonasa.
2. No al formato actual de los Consejos de Salarios.
3. No al matrimonio igualitario.
4. No a la regulación de producción, venta y consumo de cannabis.
5. No a la ley de interrupción voluntaria del embarazo.
6. No a la creación de la UTEC.
7. No a la jornada de 8 horas para el trabajador rural.
8. No a la ley de responsabilidad penal del empleador.
9. No a la ley de trabajo doméstico.
10. No a la ley contra la violencia hacia las mujeres basada en género.
11. No a la ley de reproducción humana asistida.
12. No a la creación del FONDES.
13. No al Hospital de Ojos.
14. No al SUCIVE o Patente única.
15. No a UPM.
16. No a la inclusión financiera.
17. No a la creación de CUDIM.
18. No al Plan Ceibal.
19. No al Plan Ibirapitá.
20. No a la creación del INEFOP.
21. No a la extensión de la licencia de paternidad y maternidad.
22. No a la ley de cuotas en parlamento, intendencias y municipios.
23. No a la ley de financiamiento de los partidos.
24. No a la ley de lavado de activos.
25. No al fondo de garantías para acceso a viviendas a jóvenes e inmigrantes.
26. No a la creación del sistema de áreas protegidas.
27. No a la inserción laboral de la población afrodescendiente.
28. No al fondo de garantías de Créditos Laborales.
29. No a la ley integral para personas Trans.
30. No a la ley de Inmuebles Urbanos vacíos y degradados.
31. No a la ley de insolvencia patronal.
32. No al reconocimiento de los artistas como trabajadores y sujetos de derechos.
33. No a la ley de concubinato.
34. No a las parejas de homosexuales que quieran adoptar.
35. No al derecho a la identidad de género.
36. No a la nueva Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas.
37. No a la reforma de la Caja Militar.
38. No a la ley de Bolsas Plásticas.
39. No a la creación de la Universidad de la Educación.
40. No al ingreso por concurso en las intendencias.

Esto es en definitiva, por la negativa, un verdadero programa.

Ahora bien. Ya en este tramo preelectoral, el candidato Lacalle Pou avanzó con un programa –que está editado- y una promesa de enviar al Parlamento, el dia 2 de marzo, un proyecto de unos 300 artículos, de Urgente Consideración, esa que el candidato colorado Ernesto Talvi ha dicho que es una “lista de supermercado”.

La mecánica de los cambios que propone Lacalle tiene dos tiempos o dos fases: una primera la Ley de Urgente Consideración –en tres meses- y luego en setiembre la Ley de Presupuesto.

Las reformas de Lacalle se deben instrumentar en 6 meses, el primer año.

Un elemento importante es esto que han dado en llamar un “shock de austeridad”: un ahorro de 900 millones de dólares anuales en el gasto público para atender el déficit fiscal.

Economistas de diverso pelo, han dicho que es “imposible” ahorrar 900 millones de dólares anuales.

La Ley de Urgente Consideración es bajar a tierra algunos elementos conceptuales que están en el programa

Por su relevancia, en función de lo que se sabe, hay 6 cincos puntos importantes.

  1. Desmonopolización de combustibles. Se liberará la importación de combustibles.
  2. Instalación de un Consejo Técnico de Negociación Colectiva.
  3. Eliminación de la representación docente en ANEP.
  4. Reforma de la seguridad social.
  5. Eliminación de la inclusión financiera. No será obligatoria.
  6. Legítima defensa para la policía.

El Partido Nacional entiende –así me lo han dicho- operar rápidamente con una coalición con los partidos Colorado y Cabildo Abierto porque saben que en dos años esa coalición se le desmembra.
En esos dos años deben ejecutar todo lo que se imaginan.

Mi amigo el general. La alianza historica

Entre los militares hay muchas logias, grupos de generación, etc. En términos generales, hay dos grupos fuertes: los masones –que no es típicamente militar- y los agrupados en los Tenientes de Artigas.

Historicamente, los masones estuvieron vinculados al Partido Colorado y los Tenientes de Artigas al Partido Nacional.
Con el advenimiento del Frente Amplio esa lógica comenzó a cambiar, sobre todo con un presidente como Tabaré Vázquez que es masón.

Fuentes de la Masonería me dijeron que en el primer gobierno de Vázquez muchos militares se acercaron a la logia. (Agrego: Daniel Martínez es masón).

Por otro lado, durante el gobierno de José Mujica hubo un acercamiento operativo entre Eleuterio Fernández Huidobro y los Tenientes de Artigas y en ese marco surgió el nombramiento de Manini como comandante en jefe del Ejército.

Cuando el doctor Luis Alberto Lacalle Herrera llegó al gobierno en 1990 hubo un acercamiento de la logia ultranacionalista Tenientes de Artigas con el lider blanco. Era la forma de desplazar a los masones colorados.

El hoy general Manini Ríos se alineó con la logia ultranacionalista Tenientes de Artigas, igual que buena parte de los que se formaron en el batallón de infantería paracaidista Nº 14, batallón en donde se encontraron los restos de Ricardo Alfonso Blanco Valiente y donde ahora se están buscando desaparecidos.

Durante el gobierno de Lacalle el nacionalismo militar tuvo gran relevancia, los sectores más duros durante la dictadura.

En ese período, con Lacalle presidente, se registran 4 episodios significativos:

  1.  Secuestro y muerte del científico chileno Eugenio Berrios
  2.  Espionaje entre generales
  3.  Atentado contra Julio María Sanguinetti
  4.  Atentado contra el dirigente del PVP, Hugo Cores.

Detengámonos un instante en el caso Berrios porque hoy aquel episodio adquiere importancia política.
Berrios huyó de Chile a Uruguay en noviembre de 1991, para evitar declarar en el juicio en Chile, por el asesinato de Orlando Letelier.

Aqui Berríos fue protegido por miembros de la inteligencia militar chilena y uruguaya. En noviembre de 1992, fue «secuestrado» por sus mismos guardianes y desaparecido en extrañas circunstancias.

Todo esto provocó un escándalo político, policial y militar en Uruguay; fueron convocados a declarar al Parlamento los ministros de Defensa, Mariano Brito (quien poco después caería), de Relaciones Exteriores, Sergio Abreu y del Interior, Juan Andrés Ramírez (quien tuvo que destituir al jefe de policía de Canelones).

El tema fue que Berrios huyó de sus captores –temía que lo mataran- y fue hasta una comisaria de Parque del Plata. Los militares que lo custodiaban lo sacaron de la comisaria. En abril de 1995, en una playa de El Pinar, un ex funcionario policial encontró enterrados restos óseos. Los análisis forenses confirmaban en primer término que se trataba de un asesinato al descubrir dos impactos de bala en el cráneo. Se reconstruyó la cabeza con moldes y otras técnicas donde se encontró un gran parecido con Berríos.

Era Berrios. Cuando lo secuestraron fraguaron una foto de que estaba en Europa, una técnica que ya la habían hecho con desaparecidos. En aquel momento, el doctor Lacalle Herrera dijo que era un tema de los chilenos. Pero semanas después desplazo a su ministro de Defensa, Mariano Brito.

Aquí nadie fue detenido por esos hechos. En la película “Berríos” –dirigida por Esteban Schroeder- aparece más nítida la alianza militar, algunos políticos y la justicia. Si bien hubo una indagatoria judicial en Uruguay por la responsabilidad de oficiales nacionales en la muerte, nunca se pudo comprobar, por lo que el caso fue archivado en forma definitiva en 2004.

En Chile hubo una investigación más a fondo.

En 2009, la justicia chilena difundió que un ex mayor del ejército de Chile y un oficial uruguayo fueron los autores de la muerte del químico chileno Eugenio Berríos, asesinado en Uruguay en 1992 cuyo cuerpo fue encontrado enterrado en la arena recién en 1995.

La noticia surgió de la declaración judicial del coronel chileno Mario Cisternas Orellana que custodió a Berríos mientras estuvo secuestrado en Montevideo. Según los abogados querellantes, el oficial uruguayo es Eduardo Radaelli Coppola, uno de los tres oficiales uruguayos detenidos en Chile. En 2006 habían sido extraditados a Chile tres militares uruguayos: Tomás Casella, Eduardo Radaelli y Wellington Sarli.

En octubre de 2008, la Fiscalía pidió a la Justicia que Casella, Radaelli y Sarli fuesen condenados a 25 años de prisión por el delito de «asociación ilícita». Así fueron extraditados a Chile, condenados por la muerte de Berríos.

Radaelli está en libertad y es asesor de Manini Rios. Radaelli figura como convencional en las listas de Cabildo Abierto.

Hace pocos días el general Manini Ríos dijo que iba a combatir a la corrupción. A partir de ahí, dos fuentes confiables me comentaron la siguiente historia.

En 1989, en el Prado, en una casa de la calle Domingo Torres, se vio un inusual movimiento de soldados y camiones con material de construcción. Allí Radaelli se estaba construyendo su casa: con personal y materiales del Ejército.

Esas mismas fuentes comentaron que en los veranos con frecuencia iban a una casa de Parque del Plata a veranear con los hijos de Radaelli. La casa que en 1992 estuvo secuestrado Berríos.

El químico fue amarrado de los brazos, obligado a arrodillarse y recibió dos disparos en la nuca. Se presume que cada agente realizó un disparo para cerrar un pacto de silencio como comúnmente se realiza en estas ejecuciones.

Manini ha dicho por estos dias que se sigue juzgando a los militares por lo ocurrido mas de 40 años atrás. Este hecho no ocurrió hace 40 años; fue hace 27 años, en plena democracia.

Manini y los Lacalle mantienen relaciones desde hace mucho tiempo.

La esposa de Manini fue electa edil por el Herrerismo en Artigas. Ahora abandonó al Herrerismo.

En el tema de los debates políticos, Manini ha dicho que deseaba debatir con todos, pero el “todos” no incluía a Lacalle Pou.
Pero la frutilla de la torta de esa larga relación se conoció el pasado 15 de setiembre. Ese día se casó la hija del general Manini. Y allí en la parroquia estaba como invitado, saludando a la novia, el doctor Luis Alberto Lacalle Herrera.

Es muy interesante esta alianza, porque revive una vieja alianza entre Carlos Manini Ríos y Luis Alberto de Herrera, en 1913, contra las reformas progresistas de Batlle y Ordoñez.

Por último. Un ex funcionario del gobierno de Lacalle Herrera, Michel Castleton, se había pasado con armas y bagaje a Cabildo Abierto. Hace pocos días renunció a la asesoría a Manini porque los militares que lo rodeaban “bajaban línea permanentemente”, con una visión corporativa del nuevo partido.

Esto viene a explicar lo que declaró el ministro de Defensa, José Bayardi, en el semanario Búsqueda: Manini Ríos “debería cuidarse un poco más de quienes lo acompañan”.

El jerarca subrayó también que “debería cuidar un poco más su entorno más próximo”, refiriéndose a algunos militares retirados, acusados de haber violado derechos humanos durante la dictadura lo que genera dudas sobre las “convicciones democráticas” de quienes acompañan al candidato.

Se estaba refiriendo, por ejemplo al coronel retirado Antonio Romanelli, asesor de seguridad de CA, quien fue acusado de “torturador” por decenas de expresos políticos por su actuación como custodia carcelaria en las barracas del Penal de Libertad entre 1978 y 1979.

Escuchemos al doctor Lacalle Pou y su postura frente al general Manini cuando fue cesado como jefe del Ejército por el presidente Vázquez.

Finalmente, recordemos esto. Exposición en El Prado, setiembre de 2018. Entra al ruedo una banda militar. Escuchen lo que tocan. La Marcha de Tres Arboles, un himno del Partido Nacional. “Viva los blancos”, grita uno en la tribuna. En la estrategia de aumento de la tensión, Manini no evitó hacer esta jugada aunque se hiciera luego el distraído.

Eugenio Berrios

Casa en Parque del Plata en donde estuvo secuestrado Berrios.

Casa en el Prado que perteneció a Radaelli.

Teniente coronel Radaelli

Ficha de Catastro con la obra de la casa de Radaelli, inscripta en 1989.

Boda de la hija del general Manini, 15 de setiembre de 2019. Lacalle Herrera invitado, saluda a la hija del militar.

Nota
Película sobre Eugenio Berrios. 2007