Los Posadas, el poder de la familia o la familia del poder

«Bello é il tuo campo; bel grano é il tuo»
«Tu campo es hermoso; tu grano es hermoso»

Parece que esa frase dio origen al apellido de Juan Manuel Belgrano, según un artículo titulado «Un grande figlio di emigrante liguri il fondatore della bandiera argentina», firmado por Dionisio Petriella, aparecido con motivo del 150 aniversario del prócer argentino, fundador de una de las familias patricia argentinas que se estiran hasta nuestros tiempos. Creador, además, de la bandera argentina.

El episodio fue el siguiente: El duque de Saboya, Manuel Filiberto, mientras cazaba, se encontró con una extensión de tierra pulcra y concienzudamente trabajada en un declive de la zona alpina; cerca estaba un campesino. Asombrado por la perfección del cultivo, que revelaba vocación y conciencia, el duque preguntó al campesino:

-¿De quién es este campo?
– Mío, señor.
– ¿Siempre has sido agricultor?
-No, señor; antes fui soldado.
Y el duque dijo: Feliz el país que tiene hijos como tú, capaces de defenderlo en la guerra y de enriquecerlo en la paz.
Y despidiéndose dijo: «bel grano é il tuo». Esta es la simple frase que se transformó en el apellido Belgranor, uno de los más ilustres del Río de la Plata.

El padre del prócer argentino, Doménico Belgrano y Peri (Originario de Oneglia, en la Liguria Italiana), se embarcó para Cádiz, alrededor de 1750 y, de allí¬, a bordo del buque Poloni, a Buenos Aires.

Manuel Belgrano nació en Buenos Aires el 3 de junio de 1770, en la casa paterna, actual avenida Belgrano No. 430.

La madre de Manuel Belgrano era María Josefa González Casero, nacida en la ciudad de Buenos Aires, de familia procedente de Santiago del Estero y, según el genealogista Narciso Binayán Carmona, era descendiente del conquistador, explorador y colonizador español Domingo Martínez de Irala (1509-1556).

Su padre, Doménico Belgrano Peri, o bien Domingo Belgrano y Pérez, tal como firmaba, era de origen italiano, oriundo de Oneglia, en Liguria. Era un comerciante autorizado por el rey de España para trasladarse a América y había llegado a Buenos Aires hacia 1753.

La descendencia de los Belgrano se estira hasta nuestros días.
Si uno observa el árbol genealógico que se encuentra en Internet, una rama de los Belgrano llega desde los mismos Belgrano y Zorrilla de San Martin hasta Gervasio Antonio de Posadas Belgrano, padre de Ignacio de Posadas.

Gervasio de Posadas Belgrano (Montevideo, 15 de marzo de 1902 – 12 de febrero de 1988) fue un abogado y político uruguayo.

Hijo de Luis de Posadas Estévez, descendiente del patricio argentino Gervasio Antonio de Posadas; y de Carmen Belgrano Zorrilla de San Martín (prima del poeta Juan Zorrilla de San Martín). También desciende del patriciado argentino por su antepasado Manuel Belgrano.

En 2013, la Universidad de Montevideo creo la cátedra “Gervasio de Posadas Belgrano”. En el acto habló Luis A. Lacalle. En la oportunidad Ignacio de Posadas dijo: “Gervasio de Posadas Belgrano estuvo en muchos círculos”, destacó De Posadas. Subrayó su participación en la Federación Rural, la Cámara de Comercio, la Cámara de Industrias, fue presidente de un banco, de un laboratorio, de una textil y de una empresa embotelladora. Destacó que fue un gran deportista, uno de los primeros jugadores de rugby del Uruguay y subrayó que en los últimos años se dedicó a la docencia y la investigación del Derecho en la Universidad Católica.

Yendo para atrás, a orillas del arroyo Miguelete los españoles donaron tierras, estancias y chacras. Así varias familias recibieron sus tierras. En las transacciones del siglo XIX, en esa zona, José María Estévez –su casa, el Palacio Estévez, es la sede de la cancillería uruguaya- tuvo una hija que se casó con don Gervasio de Posadas. De ese matrimonio nació un único hijo, Luis de Posadas, que heredó tierras, abolengo y fortuna. Luis se casó con una Belgrano, de la alta aristocracia argentina. En 1908 comenzaron en el Prado la casa familiar. Allí nació Gervasio de Posadas Belgrano, padre de Ignacio de Posadas.

La casa-quinta de Posadas y el enorme predio, dio el nombre al Parque Posadas, el conjunto de viviendas que en la zona se construyó en la década de los años 60.

Gervasio de Posadas Belgrano se casó con María Luisa Montero y del matrimonio nacieron 5 hijos: Ignacio, Juan Martín, Luis, Diego y Fernando.

Gervasio de Posadas Belgrano se graduó como abogado en 1926. Poco después funda un estudio en sociedad con Arturo Lerena Acevedo (hoy el estudio lleva el nombre de Posadas, Posadas y Vecino).

De Posadas Belgrano fue subsecretario de Industria y Trabajo en 1935-1936, y posteriormente Ministro en 1939-1941, durante la presidencia de Alfredo Baldomir. Ocupó un escaño en el Senado en 1941-1942. Miembro fundador del Movimiento Popular Nacionalista en 1953, se postuló en la lista a la integración del Consejo Nacional de Gobierno en las elecciones del año siguiente. En 1956, participa de la fundación de la Unión Blanca Democrática, volviendo a comparecer como candidato al Consejo en 1958. Entre sus jóvenes seguidores se formó Dardo Ortiz. También participó activamente en la Cámara de Comercio y en la Cámara de Industrias.
Fue docente universitario de Derecho Comercial, y publicó numerosos libros.

Los apellidos, el patriciado, la familia

Según Real de Azúa –que estudió el patriciado uruguayo- este se “caracterizó, claro está, por algo más que por un elenco humano. Implicó, también, una parafernalia de lugares, objetos, valores, modos de vida y creencias”.

Lugares, dice Real de Azúa. Y, efectivamente, frecuentaban los mismos lugares y sus descendientes se conocían en ese ámbito y se casaban. Salto un montón de años para acá. Si uno analiza los apellidos y los casamientos que difunde la revista Galería, del semanario Búsqueda, verá algo parecido. No son fotos colores sepia, antiguas; ahora son en color y con el glamour del siglo XXI.

Los Belgrano, Victorica, Bustillo, Rodriguez Larreta, Posadas y Zorrilla son apellidos –entre otros- presentes en ambas orillas del Rio de la Plata y que cada tanto también aparecen en Galería y en los avisos mortuorios, en donde las familias saludan a la familia del fallecido.

Hay dos tomos de la historia argentina –llamado “Argentinos- escrito por Jorge Lanata, en donde se mencionan los apellidos del patriciado argentino y ahí nuevamente aparecen nombres que se repiten en Uruguay. Cuenta Lanata de su historia personal: “Una libreta de mi abuelo, Don Agustín Lanata, alguien había anotó escrupulosamente, las fechas y el lugar de nacimiento de cada uno de los seis hermanos: algunos en Paraná, otros en la Banda Oriental, otros en Barracas al Sur”. Buenos Aires y Montevideo eran la misma cosa, sin fronteras.

Detengámonos en Ignacio de Posadas. Es titular de un importante estudio de abogados y contadores, Posadas, Posadas y Vecino. En su sitio web, dice: Somos una firma de servicios profesionales orientada a la excelencia, con una visión de futuro impulsada por la tradición y la experiencia.

Más de 90 años de experiencia trabajando con un mismo objetivo: comprender la dinámica de un mercado siempre cambiante para ofrecer soluciones adecuadas a las necesidades más diversas. (…) Nuestros profesionales brindan asesoramiento legal, contable, notarial y tributario, en cuestiones comerciales complejas a través de una óptica multidisciplinaria. Esto implica trabajar en equipo para dar soluciones acordes a los desafíos que presentan los negocios actuales.”

Al tiempo que es titular de ese estudio, también integra directorios de empresas. Cuando se eliminaron las Sociedades Anónimas Financieras de Inversión (SAFI), de Posadas abrió una oficina en Panamá.

En 1971, de Posadas fue uno de los redactores del programa “Nuestro Compromiso con usted” que difundió Wilson Ferreira Aldunate. Allí se hablaba de reforma agraria y de nacionalizar la banca.

“Éramos jóvenes”, se explicó mucho tiempo después.

Ya en democracia, de Posadas fue un firme impulsor del libre mercado, las privatizaciones y en favor de un Estado pequeño.

Así, con esas credenciales, arriba al elenco de gobierno de Luis A. Lacalle. El caudillo herrerista lo designa ministro de Economía y comienza una fase en la historia económica del Uruguay con fuerte impronta liberal.

En esa época, de Posadas tenía su estudio de abogados y contadores al que renunció para ser ministro. Durante su gestión, las zonas francas recibieron un fuerte respaldo, así como un cuestionado modelo: Uruguay plaza financiera.

Volvamos a de Posadas Belgrano. Tuvo varios hijos. Además de Ignacio tuvo a Juan Martin. Fue sacerdote. Leal a Wilson, incluso fue senador de Por la Patria durante la aprobación de la ley de caducidad. Abandono el sacerdocio. Nunca se llamó “de Posadas”; era Juan Martin Posadas, sin el “de”.
Ahora trabaja junto a Jorge Larrañaga y escribe en el diario El País.

Fernando de Posadas, otro de los hermanos de Ignacio, ha trabajado sobre los antepasados y el árbol genealógico de la familia. Sobre el tema del patriciado y el linaje familiar, Ignacio de Posadas dijo en la web del diario El Observador.

El patriciado

Ignacio de Posadas es un militante de la causa liberal y desde ese lugar un fuerte crítico del batllismo y en particular de Julio María Sanguinetti y no de Jorge Batlle como queda expuesto en esta entrevista que se le realizara con motivo de una película sobre Wilson Ferreira Aldunate, en 2018.

De Posadas cuestionó severamente a Sanguinetti, dijo que le hizo la vida imposible al gobierno de Lacalle y al propio Jorge Batlle, presionando entre otras cosas por el lado del gasto estatal.

Liberales y batllistas

Como profesional, de Posadas trabaja con privados y clientes estatales. En Uruguay, por ejemplo, sus servicios han sido contratados por el Estado bajo el gobierno de izquierda.

En el ámbito privado destaco un trabajo que realizó de Posadas para Trasfigura, aquella empresa que tuvo un negocio con ANCAP en la época de Raúl Sendic.

Este tema fue motivo de una fuerte ofensiva del Herrerismo en el marco del caso ANCAP.

En el 2014, de Posadas defendió la legalidad del contrato de Trasfigura –su cliente- y al Herrerismo no le gusto. A tal punto que se desmarcó del ex ministro de Economía. No era funcional a la ofensiva contra Raúl Sendic.

Larrañaga, en ese entonces compañero de fórmula de Lacalle Pou, dijo sobre de Posadas: “por momentos se pone el traje de político en la prensa y en otras ocasiones usa la política para la defensa de intereses particulares en el marco de su profesión. Más allá del ejercicio de su profesión, el doctor de Posadas está protagonizando una interferencia política manifiesta e inaceptable que nos provoca gran malestar”. Lacalle Pou suscribió las palabras de su compañero de fórmula.

Ignacio de Posadas editó un libro, llamado “Desde la pluma”, en donde recoge sus columnas en el diario El País.

Una de sus mayores preocupaciones es la educación y los valores. El mismo lleva adelante la fundación “Niños con alas”, desde donde se apoya a más de 2.000 niños en 5 colegios de barrios carenciados, según dice su sitio web.

Me detengo en el tema Valores. Se trata de una cuestión difícil de definir. ¿Cuáles son los valores? ¿Tus valores son los mismos que los míos? ¿Mueren valores y nacen otros? ¿Son iguales los valores de principios de siglo XX que los de ahora? ¿Cuáles son?

Son preguntas con respuestas difíciles.

Esto viene a cuento porque el mismo día que Sudestada difundió que el estudio de Posadas había facilitado operaciones que permitieron el pago de sobornos en el caso Odebrecht que analiza la justicia brasileña, el jueves 1 de agosto, Ignacio de Posadas difunde una carta a través del semanario Búsqueda. (En 2016 se vinculó al estudio de de Posadas con otro caso de soborno en Brasil.

De Posadas en esa fecha salió a negar todo en Montevideo Portal y dijo que estaba retirado del estudio. Y además de Posadas había sido mencionado por Folha por primera vez el 8 de abril de 2003, en relación al gobierno de Fernando Collor de Mello y un operativo montado por sus asesores para tratar de evitar su impeachment).

En la carta de Búsqueda, Ignacio de Posadas analiza un libro de Jaime Durán Barba, titulado “La política en el siglo XXI”.

Allí de Posadas desmenuza el libro desde un ángulo severamente crítico. El libro de Duran Barba –dice de Posadas- es “demoledor y desolador, porque si bien algunas afirmaciones son extremas, la realidad que describe es muy cierta y problemática”.

Duran Barba había escrito, entre otras cosas, que “el torbellino de información es incontrolable y cambia valores”.

De Posadas entiende necesario “reafirmar valores” y que a la “enorme fugacidad” que describe Durán Barba, “hay que oponer sustancia”.

Habría que indagar que quiere decir “sustancia”. Y estaría bueno trabajar sobre que valores hay que defender como sociedad.

Linng Cardozo
7 de agosto de 2019

MATERIALES CONSULTADOS:
http://ppv.com.uy/
https://opencorporates.com/companies/pa/445635
https://es.wikipedia.org/wiki/Ignacio_de_Posadas
https://es.wikipedia.org/wiki/Manuel_Belgrano
https://es.wikipedia.org/wiki/Gervasio_de_Posadas_Belgrano
http://www.autoresdeluruguay.uy/biblioteca/Carlos_Real_De_Azua/lib/exe/fetch.php?media=real_-_el_patriciado_uruguayo.pdf
https://www.montevideo.com.uy/Noticias/De-Posadas-nego-vinculo-con-evasion-de-legislador-brasileno-uc304555