Ley de Publicidad Oficial aprobada por Diputados apunta a “hacer lo más transparente posible” la adjudicación de publicidad estatal

Entrevistado en InterCambio el presidente del Centro de Archivos y Acceso a la Información Pública (Cainfo), Daniel Lema, habló sobre el Proyecto de Ley de Publicidad Oficial, que fue aprobado este martes 10 en la Cámara de Representantes por 73 diputados en 74 presentes. 

Lema destacó la importancia del Proyecto explicando que su contenido apunta a “hacer lo más transparente posible la publicidad oficial”, mediante el establecimiento y la definición precisa de los criterios que las instituciones del Estado deberán aplicar cuando pauten espacios de difusión y transmisión de mensajes y contenidos en los medios de comunicación.

Para llegar a esta etapa legislativa en la materia, primero “se elaboró un Anteproyecto” en torno al cual “hubo muy buena recepción” de todos los partidos políticos con representación parlamentaria, que lo hicieron suyo, “lo presentaron” en la Cámara para “darle estado parlamentario y que se empezara a discutir”, y que ayer recibió media sanción.

Dado que “ahora estamos en etapa preelectoral”, resulta conveniente que el Proyecto sea completamente aprobado por el Poder Legislativo y luego promulgado por el Ejecutivo para que entre en vigor antes de que la campaña electoral propiamente dicha concentre toda la atención pública y los espacios de comunicación, señaló Lema. 

Esa expectativa obedece al hecho habitual de que “en algunos momentos” como las campañas políticas, “aumenta la publicidad electoral” utilizándose al efecto los recursos del Estado, con “el gobierno apareciendo” detrás de muchos mensajes y contenidos orientados a asociar su acción y gestión con el partido al que responde, cualquiera sea éste. 

“Por eso el Proyecto busca estas cosas”, como que “no haya publicidad oficial” en los medios durante los periodos electorales, objetivo especialmente referido a “los cargos electivos y de particular confianza”, precisó el presidente de Cainfo.

El texto establece que el “principio general” para pautar espacios en los medios “es ir por la licitación pública”, así como “pedir presupuesto” para evaluar costos antes de adjudicar publicidad. También fija un volumen mínimo de 30% de publicidad oficial a ser adjudicado a medios locales en el interior, y “plantea” que la norma “abarque a todos los organismos públicos”.