“Las probabilidades de que las cianobacterias se asocien a un mayor uso de los fertilizantes son altas”

Entrevistada en InterCambio la directora de la Unidad de Calidad del Agua de la Intendencia de Montevideo (IM), Jimena Risso, habló sobre la formación de cianobacterias en las vías hídricas y cómo ello afecta a la costa y las playas.

Risso informó que desde la IM “hacemos un monitoreo” diario de las playas del Departamento capitalino “junto con el servicio de guardavidas”, ya que éstos son “quienes están en primera línea” en el tema y “hacen la primera evaluación” cada mañana con “un análisis visual” de las aguas.

“Los guardavidas están capacitados” para decidir cuándo se coloca “la bandera sanitaria”, resaltó. Explicó que a través de “un convenio con Facultad de Química”, los técnicos de esa casa de estudios de la Universidad de la República “hacen los análisis de toxinas de las cianobacterias”.

“Cuando hay espuma, recomendamos fehacientemente a la gente que no ingrese al agua”, puntualizó la entrevistada, alertando que las afectaciones de las cianobacterias a la salud humana pueden ir “desde una alergia en la piel” por el mero contacto con el agua, hasta “problemas respiratorios” y también “gastrointestinales” que se producen por “tragar algo de agua”.

Enfatizó en que los adultos y personas a cargo de menores deben tener “muchísimo cuidado con los niños chicos”, porque para éstos “es muy atractiva la espuma de las cianobacterias” con su color “verde flúo” que parece invitar al contacto y el juego.

“El tema de las temperaturas” elevadas multiplica la reproducción de las cianobacterias, como pudo apreciarse claramente “desde el fin de semana del domingo 27” de enero en adelante, así como “mucha luz también” determina que “las cantidades crezcan muchísimo”, precisó Risso.

Es que “las cianobacterias necesitan nutrientes” para multiplicarse, y desde hace al menos unos 20 años viene verificándose que “la cantidad de nutrientes que van a los cursos de agua está creciendo” como una consecuencia no deseada de la producción agropecuaria intensiva.

“Las probabilidades de que se asocien a un mayor uso de los fertilizantes son altas”, reflexionó la funcionaria, describiendo a continuación que este proceso es potenciado por la naturaleza en los años de predominancia climática del fenómeno conocido como “´El Niño´.”

Después, Risso explicó cómo son afectadas las distintas zonas de la costa platense uruguaya según los sistemas de saneamiento de cada una y el uso humano de los cursos de agua interiores y los afluentes de otros que desembocan en el Río de la Plata.