La tormenta perfecta:la economía argentina no logra repuntar

A pesar de que en cada discurso el presidente Mauricio Macri anuncia que “lo peor ya pasó”, las cifras macroeconómicas del país suramericano no mejoran. Para la economista Mariana Fernández Massi, la situación actual tiene componentes externos y heredados, pero sobre todo es el resultado de “malas políticas”.

Para Forbes, a pesar de que parte del préstamo del Fondo Monetario Internacional ya fue adquirido por el Estado argentino, la situación del país no mejoró ni un ápice. La recesión no solo no retrocederá en 2019 sino que la economía se contraerá entre el 1.5% y el 1.7%.

Empresas del porte de Coca Cola muestran dificultades para mantener sus actividades sin hacer recortes y las malas noticias no cesan. Todo eso constituye la cercanía al colapso, que que no es el primero, destaca la publicación.

Para la economista Mariana Fernández Massi, la percepción general de los argentinos es cercana a la que plantea Forbes, mientras que discursos de proliferación de la economía, como el ofrecido por el presidente en la apertura de la legislatura el pasado viernes 1 de marzo, distan mucho de la realidad.

“Es real que la Argentina venía transitando en los últimos años de Cristina Kirchner un contexto de estancamiento del empleo y de ralentización del crecimiento. Se habían comenzado a expresar con mayor claridad un conjunto de déficits estructurales y se había agudizado la puja distributiva por lo que el país acumulaba algunos años de desempeño económico bastante magro”, apuntó.

Según Fernández Massi, integrante de la Sociedad de Economía Crítica de Argentina, para entender la situación actual no alcanza considerar el pasado. Es necesario por lo tanto sumar la situación regional, con el ejemplo de la recesión en Brasil y con mayor énfasis las políticas desarrolladas por Cambiemos, el partido de Gobierno, en los tres años de su gestión. Políticas que, según planteó a Sputnik, fueron “malas” y “tendientes a generar cambios estructurales regresivos”.

“Acá suele haber bastante polémica respecto a cuánto hay de ineptitud en la conducción de la política económica de este Gobierno y cuánto es deliberado y encaminando hacia lo que ellos auguran para la Argentina. Hay quizá una combinación de ambas cosas. Por un lado están convencidos de que es otra la estructura económica y ocupacional que debería tener el país y a eso se suman muchos errores de política que creo que sí tienen bastante que ver con la ineptitud», sentenció.