La suspensión de las cumbres de la APEC y la COP 25 en Chile, «una derrota política»

El presidente Sebastián Piñera canceló la organización de las cumbres de líderes del Foro de Cooperación Asia Pacífico (APEC) y la del clima (COP 25), que debían realizarse este año en Santiago. En Órbita dialogó con el analista político chileno Iván Witker.

La decisión es consecuencia de la fuerte crisis social que atraviesa el país, reconoció Piñera este miércoles 30. «Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que esta decisión significará para ambas cumbres», destacó el jefe de Estado.

La cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) se iba a realizar el 16 y 17 de noviembre y la del clima (COP 25) se iba a celebrar entre el 2 y el 13 de diciembre.

«Es una derrota política de gran magnitud. En la historia política del país no encontramos un episodio tan fuerte. (…) Son dos cumbres extraordinariamente importantes. En el caso de la APEC, que se realizó en el país en 2004, bajo el mandato de Ricardo Lagos, fue brillante desde lo logístico, la seguridad y asistencia», dijo a En Órbita el analista político chileno Iván Witker.

La cumbre de APEC, además, era un encuentro clave para la economía mundial. El presidente de EEUU, Donald Trump, tenía expectativas de firmar allí una tregua con su par chino, Xi Jinping, luego de más de un año de una disputa comercial entre las potencias.

«Ese aspecto [el posible acuerdo entre EEUU y China] vino a enriquecer el éxito internacional de la cumbre. La situación que queda en el Gobierno es lamentable. No poder realizar las cumbres por un hecho interno habla muy mal de las capacidades organizativas y de la idoneidad de quienes están gobernando. Ese es el tema de fondo», apuntó el entrevistado.

La Secretaría de APEC apoyó la decisión de Chile de cancelar la cumbre.

«La seguridad de los ciudadanos de Chile y de nuestros países miembros es prioritaria para APEC, por lo que la Secretaría apoya la decisión de suspender la celebración de la Semana de Líderes de APEC», señaló la Secretaría del foro en un comunicado al que tuvo acceso Sputnik. El texto agrega que «Malasia será sede de APEC en 2020».

Los chilenos siguen mostrando su descontento en las calles con masivas manifestaciones.

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile se han registrado 3.535 detenidos en todo el país y 1.132 civiles heridos. Además fueron denunciados actos de tortura sexual durante detenciones, golpizas, vejaciones y arrestos ilegales.

«El estado de emergencia que se declaró no sonó convincente. Es una decisión política que debe tomar el presidente, pero la decisión finalmente quedó en manos del Ejército. (…) Las Fuerzas Armadas están a contrapelo con las funciones asignadas», manifestó Witker.

Auditoría de la OEA en Bolivia; continúa la tensión en el Líbano y en Irak

Este jueves 31 comienza en Bolivia la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) a los resultados de las elecciones del 20 de octubre, que dieron vencedor al presidente Evo Morales por un nuevo periodo de Gobierno.

Si bien el canciller Diego Pary destacó que la oposición había aceptado el proceso, horas después el candidato Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana), segundo en la votación, rechazó la convocatoria.

«Hay un intento de la oposición de estirar la situación. Como dijo Morales, si uno analiza esta tiene varios discursos: pide la renuncia del presidente, la anulación de las elecciones, un pedido de segunda vuelta, y luego auditoría. No queda claro el plan real. Se sostiene un escenario de tensión», dijo a En Órbita el enviado especial de Sputnik a la Paz, Marco Teruggi.

La OEA analizará el cómputo oficial, verificará las actas, el proceso y la cadena de custodia.

«Lo que aquí se vive tiene que ver con una situación que se ha construido en otros países del continente; tiene que ver con presiones, denuncia de ilegalidad de Gobierno. (…) Son estrategias que se sostienen con un financiamiento, una voluntad y un respaldo político estadounidense», indicó el periodista.

En otro orden, Irán acusó a EEUU y a Israel de estar detrás de los disturbios en el Líbano y en Irak.

«Estos incidentes son fruto de operaciones de EEUU e Israel con dinero de los países reaccionarios» de Asia Occidental, dijo el líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei.

El martes 29 dimitió el primer ministro libanés, Saad Hariri, ante las masivas manifestaciones contra su Gobierno.

El país árabe está sumido en una profunda crisis política, social y económica, con una deuda de 86 mil millones de dólares, que representa más de 150% de su Producto Interno Bruto.

En tanto en Irak, Bagdad y varias provincias son también escenarios de protestas por la falta de servicios básicos, desempleo y corrupción desde el 1 de octubre.

Estas y más noticias en En Órbita. Pueden escucharnos todos los días a las 19 hs de México, las 21 hs de Uruguay y las 0 GMT.