La propuesta de asamblea constituyente se va abriendo paso en Chile

Los anuncios del mandatario Sebastián Piñera este martes 12 se «quedaron cortos», dijo a Sputnik la politóloga chilena Javiera Arce. Piñera propuso un acuerdo de paz tras condenar la violencia desatada en las calles en medio de un paro nacional.

El mandatario anunció un acuerdo “para impulsar una robusta agenda social” y “un Chile con mayor igualdad y menos privilegios”, y en tercer lugar destacó la propuesta de redactar una nueva Constitución, con un plebiscito ratificatorio. Pero no pudo anunciar un nuevo estado de excepción, debido a las diferencias internas y con las Fuerzas Armadas.

En Órbita consultó a la chilena Javiera Arce cientista política de la Universidad de Valparaíso y las Universidad Católica de Chile.

«Nosotros esperábamos que [Piñera] instalara otra vez un estado de excepción, pero al parecer hubo un problema con las Fuerzas Armadas que no le dieron un apoyo más fuerte», señaló la entrevistada.

Piñera «se quedó corto con los anuncios porque quería darle más preponderancia al orden público, que ha sido su discurso desde el principio», pero «la crisis no es de orden público sino política y él no tiene la capacidad de darse cuenta de lo que se requiere».

En cuanto al plebiscito para reformar la Constitución, Arce considera que «hay una apertura del Ejecutivo sobre la posibilidad de cambiar la Constitución pero la mayoría de las personas quiere una asamblea constituyente y eso no está en los planes del Gobierno».

La novedad fue la reunión de todos los partidos de la oposición, el 12 de noviembre, que dio un «ultimátum» al Gobierno para exigir un plebiscito de entrada.

«Primero preguntar si la gente quiere cambiar la Constitución y de qué manera quiere hacerlo. Hay tres alternativas, el congreso constituyente, la convención constituyente y la asamblea constituyente», explicó Arce.

Para la politóloga, la crisis chilena «es de la representación política: ningún sector, ni de centro, ni de derecha, ni de izquierda, puede arrogarse la representación de nada. Hay una fractura entre la elite gobernante de todos los sectores políticos versus la población»

Violencia en Bolivia y en Hong Kong

En tanto, en Chile, la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos (FSUTCB) inició un bloqueo en las carreteras de Cochabamba para exigir el respeto del voto rural emitido en las elecciones generales.

En la víspera, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta interina.Lo hizo sin voto parlamentario, pero avalada por el Tribunal Constitucional y respaldada por la Iglesia católica.

Mientras tanto, persisten los focos de violencia y bloqueos en diferentes puntos del país.El periodista y sociólogo Marco Teruggi dialogó con Sputnik desde La Paz y destacó las movilizaciones diarias desde El Alto y otras localidades hacia La Paz.
Teruggi destacó que existe «una impunidad absoluta» en relación con la represión policial y militar contra los manifestantes.

En tanto, China advirtió que Hong Kong se precipita al «abismo del terrorismo». Pekín instó al territorio autónomo a tomar medidas más contundentes para terminar con los disturbios y restaurar el orden en la ciudad.

La advertencia fue hecha tras dos días de enfrentamientos violentos entre manifestantes y policías. La policía de Hong Kong atribuyó la espiral de tensión a “jóvenes enmascarados que intensifican la violencia”.