La gestión del enojo y el impacto económico de la incertidumbre

Hay dos preocupaciones en estas horas sobre las que, creo, propongo reflexionar.

Reacciones de los frenteamplistas

Inmediatamente de los resultados de las elecciones del domingo pasado, la primera fue reacción fue de tristeza de aquellos que votaron al Frente Amplio. Una suerte de duelo.

Algunos reaccionaron de una manera que considero equivocada. Criticaron a aquellos que no votaron al Frente Amplio, pero desde una visión consumista. Me explico un poco mejor. Muchos escribieron en las redes que los que no votaron al Frente Amplio se olvidaron que cambiaron el auto, que tienen celular de última generación, que tiene TV Plasma, que viajaron al exterior, que compran en el Shopping cuando antes lo hacías en los techitos verdes.

A mi juicio parten de una visión consumista de un modelo político de país.

El proyecto que levanta la izquierda y los sectores progresistas en Uruguay pasan por muchos otros lugares y no solamente por la obtención de bienes materiales o como se emplea el ocio.

El proyecto –que yo llamo de Buen Vivir- es muchísimo mas que eso. Es mas que un plasma o el auto chino cero kilómetro. Lo incluye pero no es todo eso.

Y para eso hay que ir a las fuentes y a las nuevas demandas de la sociedad. La Salud, la Educación, la Vivienda y el Empleo siguen siendo centrales. Pero hay otras demandas instaladas en la sociedad y que tienen valor desde el Buen Vivir.

La seguridad, la convivencia, el medio ambiente, el uso del tiempo libre, son, a mi juicio elementos centrales del proyecto progresista.

No se debería perder de vista esos elementos a la hora de levantar la bandera. Está bueno manejar y gestionar la bronca desde otro lugar, con otra perspectiva.

La incertidumbre, el mercado y la microeconomia

Los resultados de las elecciones del domingo pasado generaron más incertidumbre sobre el futuro económico. Fundamentalmente porque hay ciertas dudas –legitimas- acerca de las medidas que aplicaría un gobierno encabezado por el Dr. Luis Lacalle Pou.

Habló de “shock de austeridad” y la palabra “austeridad” tiene repercusiones negativas en materia de economía política porque genera contracción en los mercados, en los agentes económicos que cada día toman decisiones en función de percepciones.

Ya en estas horas, las familias toman decisiones en el marco de esa incertidumbre. No se la profundidad ni masividad de esas decisiones, pero eso está ocurriendo.

La incertidumbre política tiene un enorme costado económico. Y parece necesario tener en cuenta estas cosas a la hora de tomar algunas decisiones.

Linng Cardozo.