“La alegría de acercarnos a la verdad nos hace una sociedad más justa e igualitaria”

Este lunes 7 de octubre se conoció que los restos encontrados en el ex Batallón 13 el pasado 27 de agosto pertenecen a Eduardo Bleier. Las autoridades uruguayas informaron a los familiares del militante del Partido Comunista del Uruguay hasta su desaparición forzada, sobre la identidad de los restos encontrados.

Bleier fue detenido el 29 de octubre de 1975, cuando tenía 47 años, en el marco de la Operación Morgan, que tuvo como objetivo particular a los militantes comunistas.

Su detención se realizó primero en la llamada “casona de Punta Gorda”, también conocida como “infierno chico”, y de ahí fue trasladado a otro centro clandestino de detención, conocido como “300 Carlos” o “infierno grande”, según datos que surgieron con el trabajo de la Comisión para la Paz. En ese informe se afirma que “en ambos lugares fue intensa y continuamente torturado” hasta que falleció, entre el 1º y el 5 de julio de 1976.

El Partido Comunista del Uruguay (PCU) emitió un comunicado en el que recuerda a su militante: “Eduardo era un comunista, un frenteamplista, un luchador por la democracia y la libertad. Como tal queremos recordarlo y reivindicarlo, y expresar nuestro compromiso, hoy más que nunca, con la necesidad imperiosa de buscar y encontrar a todas y todos los desaparecidos y que estos crímenes de lesa humanidad no queden impunes”.

Info24 obtuvo el testimonio del integrante de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, Javier Tassino, que con profunda emoción recordó a Eduardo y reafirmó el compromiso de seguir en la búsqueda de todos y cada uno de los compañeros desaparecidos por la dictadura cívico militar de nuestro país en coordinación, muchas veces, con otros regímenes similares de la región en la denominada Operación Cóndor.