Javier García: “Creo que en el ex Comandante en Jefe, lo que primó fue el diferendo que tenía con el Presidente”

Entrevistado en InterCambio el senador del Partido Nacional (PN) Javier García, habló sobre la sesión del Senado de este miércoles 15 en la que la oposición se negó a votar la venia solicitada por la Presidencia de la República para destituir a cuatro generales que integraron el Tribunal de Honor del Ejército, que escuchó y registró el reconocimiento del represor José Nino Gavazzo de haber hecho desaparecer el cadáver del militante tupamaro Roberto Gomensoro Josman en marzo de 1973.

Para García “quedó demostrado ayer la responsabilidad” del Presidente de la República, Tabaré Vázquez, en “todo este episodio” incluyendo el “muy delicado” capítulo que “produce la autoinculpación” de “un torturador” como Gavazzo, a quien calificó como “una lacra”.

Para el entrevistado, esa responsabilidad deriva de que el informe con el fallo del Tribunal de Honor del Ejército “estuvo oculto en Presidencia un mes y medio (…) hasta que un periodista (…) lo publicó”.

Cabe señalar que el informe fue retenido previamente y durante casi un año por el ex Comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, antes de remitirlo en febrero al Ministerio de Defensa, que inmediatamente lo diligenció a Presidencia.

Para el legislador blanco, “el Presidente y el secretario” de la Presidencia, Miguel Toma, fueron los “responsables” de mantener el documento en su órbita sin darlo a conocer “y homologar el fallo” por parte del mandatario.

“Sobre el mismo personaje (Gavazzo), en 2002 hubo otro Tribunal” de Honor conformado al efecto por el Ejército “y el Presidente (de entonces, Jorge) Batlle no lo homologó”, mientras que en esta oportunidad “Vázquez hizo suyo el fallo”. Por lo tanto, “la responsabilidad está en la Presidencia”. A Vázquez “se le quemó el asado y armó un incendio para taparlo”, dijo.

Además, “lo que se hizo con el ministro (de Defensa recientemente fallecido, Jorge) Menéndez fue incalificable” al destituírselo del cargo en circunstancias institucionales y personales muy complejas. En cuanto a las decisiones sobre el informe y el fallo, el Presidente de la República “hizo al revés” de lo recomendado por Menéndez, aseguró el dirigente del PN.

Añadió que después, el mandatario, “al Senado le dijo otra cosa” porque “mandó un mensaje” explicando que lo sucedido en torno a esa documentación se debió a “un error administrativo”, pero este fundamento “no se pudo demostrar”, aseveró el entrevistado.

Preguntado sobre su negativa a votar la venia de destitución para los cuatro generales en actividad que integraron el Tribunal en cuestión, García respondió: “que yo discrepe con una opinión no es sinónimo de que deba echar a una persona” y “que tenga una discrepancia política no quiere decir que tenga que violar la Ley”. Recalcó respecto del fallo que “Vázquez lo comparte”, dado que “lo hizo suyo”.

Ayer miércoles 14, desde la colectividad política de García, “planteamos otra cosa” como alternativa a la solicitud del mandatario: “si quiere destituir puede utilizar la vía que la Constitución le permite”. Ésta le otorga “la facultad de destituir a sola firma”, indicó.

“No lo destituyó porque homologó el Tribunal de Honor (…) sería como echarse a sí mismo (…) entonces lo pasa al Senado”, aseveró. Agregó que “el artículo 188 de la Constitución lo faculta” a destituir sin solicitar venia al Poder Legislativo, pero “el Frente Amplio dijo que no”.

Siendo que desde el oficialismo “nos dijeron que no” al pedido opositor de comparecencia de los mandos militares o los abogados de éstos a la Comisión de Defensa, “algo se quiere ocultar” desde el gobierno, afirmó.
Asimismo, expresó, “creo que en el (caso del) ex Comandante del Ejército (Manini Ríos) lo que primó fue el diferendo que tenía con el Presidente”.

Con relación a la totalidad del episodio, el parlamentario valoró que “siempre lo jurídico tiene que estar por encima de lo político”, pero “en este caso no estuvo”.