Inthamoussu: bienvenido el acceso de trabajadores al auto, pero no lo podemos usar todos los días para todo, porque se hace inviable la ciudad

Entrevistado en InterCambio el director de Movilidad de la Intendencia de Montevideo (IM), Pablo Inthamoussu, habló del primer Plan de Seguridad Vial de Montevideo, que se presenta este viernes 10 de Mayo en el Salón Dorado del Palacio Municipal.

Con el diseño de este plan, que hoy es presentado públicamente pero ya está siendo aplicado, “se trata de ordenar un montón de cosas que se estaban haciendo” en la capital del país en la materia y también determinar “qué cosas debés dejar de hacer para hacer otras cosas” nuevas que las mejoren o superen, explicó Inthamoussu.

Lo que faltaba entonces era un marco de sistematización, ya que “desde el primer gobierno del Frente Amplio (1990-1995) Montevideo hizo punta en seguridad vial”. De hecho fue “el primer Departamento” que estableció “el uso de cinturón obligatorio” en los vehículos. “Montevideo hizo acciones” pero “lo que no tenía era un plan ordenado”, resumió en ese sentido.

Incluso la idea de un marco general no es nueva, lo nuevo es la oportunidad de diseñar un Plan y poder instrumentarlo sobre el terreno. Junto al expresidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev), “Gerardo Barrios”, a quien el entrevistado evaluó como “la persona que sabe más” del tema en Uruguay, “trabajamos 5 años en la Unasev” en esa dirección.

Pero solamente “decíamos lo que hay que hacer” a los diferentes actores vinculados al transporte y la movilidad: no podían fiscalizar ni sancionar porque la Unasev “no tiene capacidad ejecutiva” y esto obedece a “un problema de diseño institucional” que Inthamoussu tiene “la esperanza” de poder modificar. “Incluso en ámbitos programático-políticos lo estamos planteando” como un cambio normativo que la realidad vial impone.

Precisó que “el modelo español es un poco el que llevó a la creación de la Unasev”, pero no fue replicado en todos sus aspectos decisivos. El organismo español de referencia “tiene un presupuesto de 900 millones” de dólares “y depende del Ministerio del Interior” del Estado ibérico, graficó. “El punto débil es la fiscalización”, valoró sobre Uruguay.

En este primer Plan hay “dos cosas fundamentales” para destacar. “Por un lado colocar el tema, hablar del tema” ya que en siniestros de tránsito “pierden la vida 528 uruguayos por año”, un fenómeno del que “sociológicamente todavía no sabemos por qué” se produce. “Ese sería uno de los pilares” del Plan, “comunicar e instalar el tema” para hacer “que la gente piense y reflexione” sobre un asunto ligado directamente a la vida.

“Y por otro lado, utilizar la herramienta fantástica” del “portal” web en el que “podemos ver en el tiempo, hacia atrás, qué es lo que pasó” con la siniestralidad en el Departamento capitalino “en las 24 horas” anteriores. A los lugares en los que hubo siniestros “están yendo los técnicos a ver qué podemos hacer para abatirlos”, gracias a este registro de máxima precisión.

El director de Movilidad remarcó el hecho de que “la mitad” de las víctimas fatales por accidentalidad urbana vial “son jóvenes que andan en una moto”. Esto aumenta en forma alarmante fuera del área más céntrica: “somos absolutamente conscientes de que tenemos dos ciudades”, al punto de que “uno va para la periferia y cambia la ciudad”, encontrando un extendido uso de “moto sin casco”, lamentó.

Entonces “el Estado tiene que estar también en esos lugares” que requieren más presencia y fiscalización. “En esto hemos aprendido que no te podés distraer, no podés bajar los brazos”, es necesario “un trabajo permanente” de control en “esos puntos críticos de alta mortalidad” que en mayor medida “están en la periferia de Montevideo”.
En cuanto a la totalidad del país, Inthamoussu considera también necesario “ponerle bastante pienso y reflexión” al funcionamiento efectivo de “las autonomías departamentales” en cuanto a las reglas de tránsito y movilidad. “Hay leyes que se tienen que cumplir” en todo el territorio nacional por igual, puntualizó.

Resaltó el éxito del Centro de Gestión de Movilidad de Montevideo y lo ejemplificó con el caso de “la Avenida Rivera”, a lo largo de la cual se verificó “un descenso de más del 60% en la cantidad de siniestros”.

Después habló del salto de calidad representado por la creación del Sucive y analizó su evolución, señalando los avances y los aspectos pendientes de sistematización a nivel nacional, como los exámenes de conducción de vehículos y los criterios asociados para otorgar las licencias.

Acerca de los proyectos y trabajos viales en marcha en Montevideo, mencionó una “obra compleja” que genera una “expectativa enorme” como la del “túnel de Avenida Italia” en la intersección con “Ricaldoni”. Agregó “lo que está pasando en Avenida Belloni, en Avenida San Martín y en Camino Cibils”, ejemplos de obras que “construyen ciudad en lugares donde en determinado momento” Montevideo “se expandió en forma anárquica”. “Allá tenemos que ir y eso es costosísimo”, señaló.

Asimismo subrayó que “el Ministerio de Transporte y Obras Públicas está haciendo un esfuerzo grande y está construyendo a nuevo la Avenida de las Instrucciones”. Luego mencionó otras obras en ejecución y planificación.
Inthamoussu se refirió además al Sistema de Transporte Metropolitano (STM), en cuyo desarrollo “venimos a la velocidad que te permite” la decisión prioritaria de “avanzar juntos” con los demás actores públicos involucrados como “sindicatos”, “empresas” y otros.

Confirmó que en poco tiempo más “se va a poder abonar todo con la tarjeta STM” en la zona metropolitana, tanto transporte “urbano” como “suburbano”. Destacó el avance logrado en “la limpieza” de los ómnibus y en “algunas otras medidas” como la reglamentación de las actividades laborales y artísticas en las unidades de transporte colectivo “y el volumen de la radio”. “Creemos que ha mejorado mucho”, valoró.

Acerca de “cosas más gordas” como “el aspecto tarifario”, es decir “los precios” de los boletos, “hemos tomado medidas muy buenas” referidas a la promoción del uso de la tarjeta STM y como resultado de ello “hoy estamos en casi 80% de uso de la tarjeta”. El usuario diario del STM “sigue con el boleto a 29 pesos” desde hace poco menos de 2 años. Adelantó que gracias a esto, “en este trimestre tendríamos incluso” un detenimiento de “la caída en la venta de boletos”.

A continuación se refirió al trabajo en pleno desarrollo de reglamentación de nuevos vehículos de movilidad urbana como los monopatines y otros, que la Intendencia ve con buenos ojos porque amplían las modalidades y opciones en una ciudad saturada de ómnibus y vehículos que de hecho monopolizan el espacio en las calzadas y dificultan los desplazamientos. Y además son factor de elevada y creciente polución y contaminación sonora.

También habló de la masificación del uso del automóvil, un fenómeno “bienvenido” porque hace no tantos años eran muchísimos “los trabajadores” que no podían acceder al vehículo por la imposibilidad económica de adquirirlo y/o de mantenerlo. Pero al mismo tiempo “no lo podemos usar todos los días para todo, porque se hace inviable la ciudad”.