Gripes y resfríos: ¿es el frío el que nos enferma?

Existe la creencia de que las bajas temperaturas nos enferman. Si alguien se resfría o se engripa, se le pregunta si tomo frío, si anduvo desabrigado, si salió con el pelo mojado. Pero ¿es esta la verdadera causa o es un mito que nos inculcaron las abuelas? De esto conversamos con el médico internista Agustín Ciapponi.

Es cierto que en invierno aumentan las infecciones respiratorias, pero esto podría deberse más a compartir mucho tiempo en espacios cerrados con otras personas que tienen el virus de la gripe o el resfrío que al frío en sí.

«Las pequeñas gotas imperceptibles de un estornudo pueden llegar incluso hasta cinco metros de distancia. Y es así como se producen los contagios en ambientes cerrados. Esta es la principal causa de por qué durante la época invernal nos enfermamos más», aclaró el médico internista y de familia Agustín Ciapponi.

De todas formas, un estudio realizado en el Reino Unido concluyó que el frío podría tener algo que ver en la predisposición a enfermarnos. Se sometió a algunas personas a poner sus pies en agua helada y a otros a ponerlos en un balde vacío. Pasados unos días, los primeros se enfermaron el doble que los segundos.

Una explicación posible para estos resultados podría ser que el frío cierra los vasos sanguíneos, encargados de distribuir las células blancas que repelen las infecciones. Según explica la BBC, si menos de estas células llegan a la nariz y garganta, las defensas contra el virus de la gripe están más bajas. Pero, según Ciapponi, este es solo un estudio y no debe tomarse como concluyente.

Para evitar enfermarse en invierno recomienda vacunarse contra la gripe, ventilar los ambientes, taparse con el codo al estornudar o toser y abrigarse al salir a la calle, aunque no en exceso.

«Hay que tener un abrigo normal para no sentir frío. Pero a veces se ve que muchas madres, por ejemplo, abrigan de más a sus hijos, y transpiran, y eso puede ser contraproducente», agregó.