Gerardo Rodríguez (Fancap): si eliminamos el monopolio público, estaríamos sustituyéndolo por un monopolio o un oligopolio privado

Entrevistado en InterCambio el presidente de la Federación de trabajadores de Ancap (Fancap), Gerardo Rodríguez, habló del riesgo inminente de “desmantelamiento de Ancap” que implica la Ley de Urgente Consideración del gobierno electo.

El texto apunta claramente a la desmonopolización del sector nacional de hidrocarburos y esto “es grave” por varias razones, empezando porque “de alguna manera desconoce la esencia de la democracia” al soslayar una “decisión del pueblo” al respecto, como fue “el referéndum en el año 2003”, cuando “el pueblo uruguayo se expresó claramente” en el sentido “de mantener el monopolio” de producción y distribución de combustibles.

“Está claro que se apunta ya no a la privatización de Ancap”, que ha sido un “objetivo histórico del Herrerismo”, sino que “ahora buscan desmantelar Ancap, hacerlo desaparecer” como lo conocemos. “Si eliminamos el monopolio público, estaríamos sustituyéndolo por un monopolio o un oligopolio privado” por razones “de escala” país, graficó Rodríguez.

Explicó después la dinámica real de la economía y de los factores que determinarán el desmantelamiento del ente en sus condiciones actuales para dar lugar a la apropiación del negocio y el mercado nacional de hidrocarburos por algún monopolio privado.

“Si dejás de refinar, tenés que importar todos los productos, no solo los que te conviene”, y hacer esto “en pequeñas cantidades” conduciría a que “la globalidad del negocio sería más caro que producir en Uruguay”.

Y si se produjera menos volúmenes que ahora y se importara solo una porción, “como en todo proceso productivo, cuanto menos producís” manteniendo “los costos fijos, más caro” resulta todo el proceso. Por eso mismo “la lógica de la refinería es de producción permanente”, explicó.

En cuanto a la posibilidad de que Ancap sobreviva en las condiciones previstas por la ´Ley de urgencia´, “no la hay”, advirtió el sindicalista, alertando después que, además, el gobierno electo buscará “vaciar el rol” y el contenido “social de Ancap” en diversas actividades y coberturas.

“La Ley representa el núcleo duro de un proyecto político neoliberal” y en su espíritu “hay un fuerte contenido ideológico”, habiendo una evidente intención de “sentar las bases para cambios estructurales” de matriz liberal.
Rodríguez ratificó que “en el movimiento sindical siempre hay reservas para luchar” por las empresas públicas, el Estado y la soberanía, “pero el desafío mayor” es que esta lucha “trascienda al movimiento sindical” y se proyecte a todo el pueblo “porque éste es un proyecto clasista”, caracterizó.

“Hay una batalla social que tenemos que dar”, convocó el entrevistado, y esa batalla “tiene que ser unitaria, organizada y madurada”, así como “la forma” de darla exitosamente “va a ser en el mano a mano”, es decir yendo “en búsqueda de la gente” y con el objetivo de fondo de “reconstruir ese bloque social popular alternativo”.