Gerardo Núñez: “Nos preocupa que estas redes de espionaje ilegal” denunciadas en Argentina también actuaron “de manera ilegal en nuestro país”

Entrevistado en InterCambio el diputado frenteamplista Gerardo Núñez, informó la grave razón del viaje que realizará en las próximas horas a Buenos Aires.

El miércoles de la semana pasada y ante una invitación del Comité de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados del Congreso de Argentina, el juez federal Alejo Ramos Padilla denunció una gigantesca trama judicial, política y mediática de espionaje y extorsión que involucra a agentes de inteligencia, magistrados, periodistas, empresarios y, al parecer, también a altos funcionarios del gobierno de Mauricio Macri.

Según la documentación en que se basó el juez para presentar unos hechos que lucen muy graves, documentación incautada a un agente de inteligencia ahora procesado y que se hacía pasar por abogado sin serlo, esa trama de espionaje, chantaje y extorsión se extendió también a Uruguay, en donde dirigentes del Frente Amplio fueron y quizás aún estén siendo objeto de espionaje, al igual que algunos empresarios también serían víctimas.

“Estamos previendo una reunión para mañana con Leopoldo Moreau, presidente de la Cámara (de Diputados argentina) y quien recibió estas graves denuncias”, explicó Núñez, adelantando que también buscará “contactos con otros legisladores” vecinos para “recabar la mayor información posible” acerca de lo denunciado por Ramos Padilla.

“La información” ahora conocida aunque silenciada por los grandes medios de comunicación, originada inicialmente en investigaciones periodísticas argentinas y luego registrada por “la versión taquigráfica” de la mencionada sesión del miércoles 13 en el Congreso, “es de una gravedad realmente llamativa”, evaluó el legislador frenteamplista.

“Se desnudó una red de espionaje ilegal que operó en Argentina”, al parecer como parte de una estructura “paraestatal” ya que “tendría vínculos con algunos funcionarios del gobierno de Macri”, usada comprobadamente para actuar “en algunas causas judiciales” con participación de “algunos fiscales” y probablemente también de “jueces”, describió el entrevistado.

Peor aún, prosiguió, “particularmente nos preocupa” que “estas redes de espionaje ilegal” también actuaron “de manera ilegal en nuestro país” contra algunos “empresarios” e “integrantes del Frente Amplio” que habrían sido objeto y víctimas de esos procedimientos, advirtió.

El diputado y dirigente comunista también expresó la preocupación por el hecho de que a menos de una semana de haberse realizado las graves denuncias en la sede del Poder Legislativo vecino, el gobierno de Macri está “solicitando el juicio político contra un juez que está denunciando una práctica ilegal” que implicaría “un escándalo en cualquier país”.

Núñez lamentó que la información denunciada por el juez Ramos Padilla “no ha tenido” en Argentina, así como tampoco en Uruguay, “esa repercusión que otros temas regionales a veces tienen” en los circuitos de medios de comunicación hegemónicos.