Gerardo Bleier: “hay que darle un nuevo contenido al NUNCA MÁS”

Eduardo Bleier Horovitz nació en José Batlle y Ordoñez, Lavalleja, el 12 de noviembre de 1927, hijo de una familia judía. Estudió odontología, profesión que ejercía al momento de su detención. Padre de cuatro hijos fue integrante del Partido Comunista del Uruguay (PCU) integrando su Comité Central en el cual fue secretario departamental.

Fue detenido el 29 de octubre de 1975, trasladado al centro clandestino de detención conocido como La Casona de Punta Gorda o “Infierno Chico” y luego al llamado 300 Carlos o “Infierno Grande” del Servicio de Material y Armamento, un predio contiguo al Batallón N° 13 de infantería, de la Avenida de la Instrucciones donde falleció, posiblemente por las torturas a las que fue sometido.

El 27 de agosto pasado fueron encontrados restos humanos en ese predio, donde funcionaba el Batallón N° 13 y luego de ser analizados se llegó a la conclusión de la identidad de los mismos.

Felipe Michelini, coordinador del grupo Verdad y Justicia de Presidencia, informó que, si bien del estudio de los restos óseos de Eduardo Bleier no se puede determinar la causa específica de su muerte, sí es posible afirmar que su muerte se produjo por intervención de otras personas, en un marco de torturas y de apremios físicos.

La Asociación Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos convocó a realizar un homenaje y despedida a Eduardo Bleier, el lunes 14 de octubre, entre las 12:00 y las 15:00 horas en el Paraninfo de la Universidad de la República (UDELAR).

INFO24 estuvo en contacto con Gerardo, uno de los cuatro hermanos Bleier que narró, en pocos minutos, la importancia crucial que supone este hallazgo, desde el punto de vista de su familia y para la sociedad toda.

En tanto el fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, solicitó que se reabra la causa judicial de Eduardo Bleier, a raíz del hallazgo de sus restos óseos, y se cambie la carátula de “su desaparición” por la de “su homicidio”. En ese sentido consultamos a Gerardo Bleier si se puede dar como un hecho esa modificación que resulta fundamental para continuar con el esclarecimiento del caso.