Fondo Nacional de Recursos hace que en Uruguay se traten por igual una persona de alto poder adquisitivo al lado de otra de bajos recursos

Entrevistada en InterCambio la Directora del Fondo Nacional de Recursos (FNR), Alicia Ferreira, explicó cómo funciona y opera esta herramienta de asistencia sanitaria admirada en el exterior del país, que cubre el costo de tratamientos de alta complejidad y medicamentos de alto precio para todos los usuarios del Sistema Nacional de Salud por igual. 

Ferreira destacó que “la forma de financiamiento” que ha desarrollado Uruguay para garantizar los tratamientos y procedimientos de “alto costo y alto precio, no existe en otros países” que lo hacen mayoritariamente “a través de los prestadores” generales de salud, “como el Reino Unido”.

En nuestro país también “el Estado da el dinero a los prestadores y estos se encargan de atender” a los usuarios, y esto es así “con más del 80% de las prestaciones”, pero “un 7%” de los recursos públicos para atención en salud que recauda el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) es destinado a financiar los casos de alta complejidad y alto precio mediante el FNR.

“El financiamiento está asegurado” en el país para las personas que necesitan recibir “una angioplastia o un medicamento para el cáncer” de elevado precio, y “se dializa una persona de alto poder adquisitivo sentada al lado” de otra “de bajos recursos” que difícilmente o nunca podría asumir el costo de ese tratamiento, ejemplificó la jerarca médica.

Luego explicó que el FNR es “una persona pública no estatal” cuyo caudal de recursos está “financiado por fondos públicos en su gran mayoría” y que “funciona como un seguro”, ya que “la persona aporta” cada mes al Sistema de Salud “a través del Fonasa y un 7% se transfiere al FNR, en forma de cuota de cada persona”. “Hoy la cuota es 241 pesos”, precisó.

Es así que el FNR “no tiene Presupuesto que vota el Parlamento” sino que existe y cumple su función gracias a que “los uruguayos pagamos todos los meses esa cuota y estamos asegurados” para tener, en caso de necesidad, esos tratamientos y procedimientos de alta complejidad y alto precio.

A continuación, Ferreira describió el cuidadoso y riguroso proceso que tiene lugar en los niveles técnicos de la ciencia médica nacional para recomendar la incorporación de los tratamientos y medicamentos que luego serán asumidos por el FNR utilizando los recursos públicos generados a través de la cuota mencionada que aporta cada cotizante al Fonasa.