Fernando Amado, líder del sector batllista Unir, sobre la alianza con el FA: estamos convencidos de que Uruguay debe seguir la senda del progresismo

Entrevistado en InterCambio el líder del sector batllista Unión Izquierda Republicana (Unir), Fernando Amado, habló de los ataques que viene recibiendo de políticos y periodistas por aliarse con el Frente Amplio (FA) y señaló algunos temas sociales que entiende deben ser abordados por un próximo gobierno progresista.

“Me sorprende” y “me parece raro” que el paso de aliarse con el FA para las próximas elecciones nacionales “le parezca raro a la gente que está informada” como los periodistas, gente que “siempre me preguntaba cuándo me iba a ir al FA” y “me decía que tenía que estar ahí”, reflexionó.

También “me sorprende”, añadió Amado, “ese análisis muy reduccionista” según el cual, al aliarse con el FA “´estás con los comunistas´”, cuando es sabido entre periodistas y políticos que “soy de izquierda no marxista, no leninista” y naturalmente “voy a convivir” en la órbita del FA “con partidos que tienen ese tipo de expresiones”, razonó el joven político batllista.

“Con naturalidad, las izquierdas se aglutinan y las derechas se aglutinan”, señaló, y valoró como “una barbaridad casi de una dictadura” pretender o reclamar la desaparición del Partido Comunista, como ha planteado recientemente la periodista Mónica Bottero, candidata a la Vicepresidencia de la República por el Partido Independiente.

Amado recordó en ese sentido que “el pluralismo democrático” implica “la existencia de partidos con ideología distinta”, y destacó sobre el particular que el Partido Comunista” de Uruguay (PCU) “siempre fue” una organización política “a la uruguaya”, así como un actor decisivo en cuanto “tendedor de puentes” en la sociedad y el sistema político nacionales.

El referente del grupo Unir ejemplificó cuán importante ha sido el rol del PCU en la transición entre la salida negociada de la dictadura cívico-militar y los primeros años del restablecimiento constitucional, desde 1985.

Ahora, con la alianza concertada con la coalición-movimiento a través de un proceso de diálogo y negociación con el candidato presidencial frenteamplista Daniel Martínez, “estamos generando una coalición con el FA de progresistas” y ello obedece a que “estamos convencidos de que Uruguay debe seguir por la senda del progresismo”, puntualizó Amado.

En cuanto a los aspectos programáticos de esa alianza de izquierdas, “lo hablamos con Martínez” y les resulta “fundamental” que el “próximo gobierno” progresista “instale temas fundamentales” para el conjunto del país como, por ejemplo, “hincarle el diente a (…) la Educación”.

Si bien por un lado y “en términos generales (…) es falso que no se hizo nada” en la materia durante estos 15 años de gobierno frenteamplista, “lo que no se pudo hacer es una reforma estructural” orientada a “preparar a los gurises para el país que vamos a tener” en los próximos años, inserto en un mundo en el que solo “es seguro que no hay nada seguro” hacia el futuro.

“Otro tema muy importante” y que resulta “absolutamente indigno de un gobierno que se llame progresista” es la realidad de “la exclusión” social, expresada por ejemplo en que “no es un derecho dormir en la calle”.

El dirigente batllista aclaró que la superación de esa desigualdad “no” pasa por “llevarlos” mediante el uso de la fuerza “a un refugio del Mides”. En cambio, la solución radica en “armar un plan transversal con muchas políticas” combinadas y coordinadas entre varias instituciones del Estado.

Se trata, entre otros, de “temas que no” pueden ser resueltos “con esfuerzos aislados”. “Imagino al Estado muy presente” a través de diferentes áreas y servicios públicos, trabajando “todos juntos en el territorio”, graficó.