Este domingo cierra la 42ª Feria Internacional del Libro declarando a Ida Vitale Ciudadana Ilustre de Montevideo

Entrevistado en InterCambio el librero Boris Faingola, integrante de la Cámara Uruguaya del Libro, habló de la presencia de Cuba como país invitado de honor en la 42ª Feria Internacional del Libro de Montevideo y también se refirió a la actualidad del sector editorial en nuestro país.

Faingola evocó la primera edición del evento en plena dictadura, cuando “éramos 13 valientes expositores, en el Subte Municipal, inaugurando entre censuras y prohibiciones” y destacó el empeño con el que “de manera consecutiva lo venimos realizando” cada año desde entonces.

Después resaltó “el enorme esfuerzo que hace Cuba por estar” presente en la Feria con “escritores, ilustradores, críticos” y una propuesta de calidad.

Explicó que “la Cámara” Uruguaya, como organizadora del evento, “tiende sus lazos hacia todos los países” del orbe y “esta institución de ´país invitado de honor´ no es un invento de Uruguay” sino “internacional”. Así, cada año el invitado de honor es un país diferente, y varían las regiones.

“En la Cámara del Libro hay cuatro temas que no se tocan: el comercial, el religioso, el deportivo y el político, la Cámara del Libro es apolítica”, precisó. Entonces la elección de cada invitado de honor “no pasa por lo ideológico, lejos de eso”, puntualizó el veterano librero de Tristán Narvaja.

Acerca del sector editorial nacional, comentó que 2019 “no es el mejor año, no es el peor” tampoco, pero sí es especial por las elecciones nacionales ya que en nuestro país “a todos nos encanta la campaña electoral”, valoró.

Luego habló de los precios y dijo que también en este sentido “el sector no atraviesa el mejor momento”, si bien “tampoco es el peor” conocido. Destacó las variadas mesas de “ofertas” en la 42ª Feria, de gran calidad y muy bajos precios, por lo que “no es excusa el precio” para no leer.

Reclamó al Estado que “hace falta un poquito más de apoyo” al sector y criticó que “el libro” como producto cultural por definición “no accede a los medios de comunicación” en términos “de marketing” y promoción. “Cuesta mucho acceder a los medios”, lamentó.

El entrevistado prosiguió la nota desarrollando el tema de los avatares mediáticos y comerciales de la industria del libro en el país.