“En Montevideo ingresaron este año cerca de 1.000 estudiantes” al ISEF pero “los egresos no han venido reflejando el impacto de los ingresos”

Entrevistados en InterCambio el director del Instituto Superior de Educación Física (ISEF), Gianfranco Ruggiano, y el docente de Educación Física Bruno Mora, hablaron sobre la evolución de la formación y el trabajo en este campo y de la actividad deportiva como asunto de interés social a partir de la creación en 2008 de esa institución, que jerarquizó esta profesión por primera vez en el país al otorgársele estatus universitario.

Los entrevistados explicaron que “el campo de la Educación Física en el país tiene larga data”, tanto como “100 y pico de años” de desarrollo, “y la formación” profesional específicamente “este año cumple 80 años”.
Explicaron que “el impacto que ha tenido la obligatoriedad” de la actividad física deportiva en Educación “Secundaria y Primaria” y su “universalización” en el sistema educativo nacional, “produjo un corrimiento” en el trabajo habitual “de profesionales hacia ese ámbito y entonces la necesidad de cubrir otros”, como los clubes deportivos.

Ese corrimiento se produjo no solo en la dimensión laboral profesional sino también “en la formación”. Sin embargo, todavía no es una profesión reconocida como tal y esto genera diversas dificultades a quienes la eligen.

Contaron que “en Montevideo ingresaron este año cerca de 1.000 estudiantes” al ISEF, mientras que “los egresos no han venido reflejando el impacto de los ingresos” ya que “el promedio” viene siendo de “unos 250”.

Destacaron que “había un pleno empleo en 2015”, siendo una actividad en la que “inmediatamente que uno empieza a estudiar, empiezan a aparecer ofertas de trabajo” de distinto tipo y orientación.

“El dispositivo de ingreso” al ISEF “que tenemos desde hace 5 años es el de un sorteo”. “Hoy trabajamos unas 400 personas en el ISEF”, de las cuales “320 son docentes”, precisaron.

Explicaron que “el impacto sobre el campo profesional” de la Educación Física se ha generado no solo en torno a las fuentes “de trabajo sino también al modo de producción”.

Luego describieron cómo se relacionan e interactúan las diferentes áreas de trabajo y especializaciones de estudio, con las necesidades y demandas sociales y las políticas públicas que se despliegan en la materia.

Señalaron como un perjuicio y una debilidad el hecho de que aún “hoy no tenemos un vínculo formal y concreto con el Sistema Nacional Integrado de Salud”.

Más adelante explicaron diversos aspectos referidos a la formación, el ejercicio profesional, las concepciones posibles sobre éste y el vínculo con el rol social de este trabajo, la salud y el plano institucional.

Asimismo hablaron acerca de otros aspectos sociales vinculados al deporte y la Educación Física, entre ellos la actividad física al aire libre; los clubes infantiles que compiten en torneos; el fenómeno de la violencia, que también opera como facilitador de negocios aledaños; la cuestión de género y la masculinización de deportes como el fútbol.