Aníbal Pereyra: en la coalición hay visiones contradictorias en cómo construir el gobierno; nuestro país no se merece convulsiones siendo un ejemplo en la región

En su columna semanal en M24 el Intendente de Rocha, Aníbal Pereyra, analizó algunas contradicciones que ya emergen en la ´coalición multicolor´ ganadora del balotaje, y advirtió contra la aplicación de planes económicos que puedan generar “convulsiones” en nuestro país.

Pereyra señaló que “esta situación” política planteada a partir del reñido resultado de la jornada electoral del domingo pasado, “genera una paridad importante y genera un compromiso trascendental” en el sentido de que “no hay duda de que con este escenario, la construcción cotidiana” del sistema político nacional debe “tener en cuenta a todos los actores” partidarios.

Y es que más allá de la eventual e incierta coalición opositora, “la fuerza política más importante” del Uruguay sigue siendo el Frente Amplio (FA) y lo es por una gran diferencia. Empezando porque tiene “la mayor cantidad de legisladores” y por lo tanto “no puede ser obviada en las grandes decisiones” que se adopten en el marco del próximo gobierno.

En ese punto, indicó el Intendente, “he escuchado expresiones que me cayeron muy bien de (Luis) Lacalle Pou” en cuanto a que “se hace necesario, por esta realidad de un país partido al medio, construir sin generar resquemores”, un razonamiento positivo que se inscribe en “aquello de cuidar el día después”, tan pregonado por Liber Seregni.

“Rescato ese mensaje, a diferencia de otros” como uno “del expresidente Julio María Sanguinetti”, quien haciendo un “comentario infeliz” valoró como “una anécdota la votación” que en el balotaje “apoyó al candidato (frenteamplista Daniel) Martínez”, pretendiendo que “es intrascendente”.

Pereyra lamentó que “ese comentario tiene un peso de soberbia muy grande” y supone “un desconocimiento de la ciudadanía” que cambió de opinión entre el 27 de octubre y el 24 de noviembre, “150.000 votos” que no fueron al FA en primera vuelta pero sí lo “votaron en noviembre”, votantes que “no siguen a los gritos a quien los conduce prepotentemente”.

También resultan “preocupantes” algunas expresiones de “referentes fuertes que va a tener el gobierno”, como por ejemplo “el exministro (Isaac) Alfie” en materia económica, quien ya “plantea descarnadamente que para abatir el déficit fiscal tiene que haber de dos a tres años de congelamiento de salarios y jubilaciones”, alertó Pereyra.

El columnista recordó que hasta la semana pasada, cada vez que desde el campo frenteamplista se manifestaba inquietud y miedo ante la certeza de que un gobierno de derecha golpearía económicamente al pueblo, “se decía que eso era agitar cucos”. Sin embargo, apenas horas después de los comicios ya se confirma que “ahí estaba la comadreja debajo de la piedra”. “Eso va a generar una situación compleja si efectivamente lo plantean así”.

Del mismo modo, el positivo “planteo de Lacalle también contradice” otros “mensajes de su propia coalición”. Por ejemplo, “a horas de la elección, el senador electo Guido Manini Ríos (…) llamó a votar contra el FA”. Pero incluso “más allá de las otras consideraciones que hizo en el video” el ex Comandante en Jefe del Ejército, “hubiera sido necesario que los actores” partidarios “dieran opinión antes de las elecciones”, reflexionó Pereyra.

Lo que hizo Manini “contradice una acción republicana de gobierno”, porque “no puedes construir” una política nacional “yendo contra la mitad de la población que votó por esa fuerza política”. Además “no se puede ir contra algo, tienes que ir a favor de un proyecto” y buscar solventarlo “con acciones propositivas”, no atacando al otro, explicó el dirigente del MPP.

Entonces, a menos de cuatro días de realizado el balotaje “hay visiones totalmente contradictorias en cuanto a cómo construir el futuro gobierno”. Esto ya “lo estamos viendo ahora”, pero “nuestro país no se merece convulsiones, siendo un ejemplo en la región”. Por lo tanto, convocó el Intendente de Rocha, “hay que ayudar en el sentido de que eso no suceda”.

Después, Pereyra destacó el enorme valor de “la pueblada” frenteamplista que salió a buscar cada voto necesario para revertir la tendencia adversa y que produjo, con su militancia espontánea en todo el país, “la remontada” electoral que dejó al FA muy cerca del cuarto gobierno consecutivo.