Elecciones internas en Uruguay: entre favoritos y sorpresas

Daniel Martínez por el oficialista Frente Amplio, Luis Lacalle Pou por el Partido Nacional y Ernesto Talvi por el Partido Colorado serán los principales candidatos en los comicios presidenciales del 27 de octubre. ‘En Órbita’ dialogó con el analista político uruguayo Antonio Cardarello.

Los resultados de las elecciones internas del domingo 30 de junio indicaron que Daniel Martínez, del partido oficialista de izquierda Frente Amplio, logró el 41,9% de los votos.

El exintendente de Montevideo se impuso a la exministra de Industria, Carolina Cosse (25,5%), al sindicalista Oscar Andrade (23%) y al expresidente del Banco Central, Mario Bergara (9,2%), según datos de la Corte Electoral.

En la oposición de centro y centro derecha, el Partido Nacional se decantó por Luis Lacalle Pou con 53,7%, quien superó al multimillonario Juan Sartori (20,6%) y al líder histórico Jorge Larrañaga (17,5%).

Lacalle Pou, senador e hijo del expresidente Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995), sorprendió al anunciar que la fórmula presidencial es completada por la presidenta del Directorio del partido, Beatriz Argimón.

En el Partido Colorado la victoria fue del economista Ernesto Talvi con 53,7%, dejando en segunda posición al expresidente Julio María Sanguinetti (32,7%).

«Se confirmó el escenario que planteaban las encuestas, aunque la mayor sorpresa fue en los Colorados. No se esperaba el contundente resultado de Talvi», dijo el analista político uruguayo Antonio Cardarello.

Según el experto, en el oficialismo el resultado fue menos categórico, aunque destacó la votación del candidato del Partido Comunista, Óscar Andrade.

«Se colocó cabeza a cabeza con Cosse, la que a priori era la desafiante de Martínez. En este escenario queda abierta la decisión de la fórmula presidencial en el partido», dijo Cardarello.

«El país necesita profundizar cambios. Si bien se construyó una base sólida y avances en desarrollo económico y justicia social, aún queda mucho que hacer. Esta es la hora de la unidad de los progresistas», dijo Martínez tras la elección.

Las elecciones internas no fueron de voto obligatorio y la participación fue de 39%, algo superior a la de las últimas en 2014.

Cardarello opinó sobre la situación del Partido Nacional, principal fuerza que amenaza al oficialismo, en el poder de forma ininterrumpida desde 2005.

«El resultado hace que Lacalle Pou no deba negociar con el segundo, como ocurrió en votaciones anteriores. Definió rápidamente: fue el partido más votado en la elección, cerró la fórmula y además Sartori [el candidato con más resistencia interna] tuvo una votación menor a la esperada», explicó el analista.

Una de las situaciones más llamativas de la instancia electoral fue la del precandidato colorado José González Querio. Tras conocerse los resultados se supo que sólo recibió tres votos, lo que evidenció que ni siquiera obtuvo el respaldo de quienes integraban su lista.

En otro orden, este lunes 1 de julio asumió en Panamá el nuevo presidente Laurentino Cortizo, representante del Partido Revolucionario Democrático, que vuelve al poder luego de 10 años.

Para alcanzar el triunfo conformó una alianza con el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista. En mayo la coalición ganó la elección con 33.35% de los votos.

«La población está entusiasmada por la salida del Gobierno anterior, uno de los peores que hemos tenido, y tiene esperanzas», dijo a Sputnik el sociólogo y profesor de la Universidad de Panamá, Marco Gandásegui.

Durante su campaña, Cortizo se centró en el combate de la corrupción y en la crisis económica. El entrevistado «no es muy optimista» con este cambio de gestión. «No ha hecho mayores anuncios en cómo va a cambiar el Gobierno», explicó.

Además, en Hong Kong este lunes 1 de julio se conmemoró el 22°aniversario del traspaso de la soberanía de la isla a China. Durante graves protestas, manifestantes ingresaron al Parlamento y causaron destrozos. Luego de horas de incertidumbre, la Policía finalmente recuperó el control de la Legislatura.

En las últimas semanas, cientos de miles de hongkoneses han protestado contra un polémico proyecto de ley. Este propone entregar a prófugos a los territorios con los que no tiene acuerdos formales de extradición, como Taiwán, Macao y la China continental. Pero los manifestantes denuncian que esta ley facilitaría la extradición de opositores políticos a China.

Los manifestantes piden la renuncia de la jefa del Gobierno, Carrie Lam, apoyada por Pekín, y la retirada definitiva de la ley.

Este lunes la líder prometió que trabajará «con más cercanía y responsabilidad a las aspiraciones, sentimientos y opiniones de la comunidad».

Estas y más noticias en ‘En Órbita’. Pueden escucharnos todos los días a las 19 hs de México, las 21 hs de Uruguay y las 0 GMT.