«El principal predador de la prensa en América Latina son los gobiernos»

«Es necesario entender por qué están matando a los periodistas», afirmó a Sputnik la periodista Adriana León, integrante del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) Perú, en el marco del quinto aniversario del asesinato del fotoperiodista ruso Andréi Stenin mientras cubría las luchas soberanistas en el este de Ucrania.

«El tema de la impunidad es muy serio en América Latina», afirmó León, jefa del Área de Libertad de Prensa del IPYS, que desde hace 15 años convoca al Premio Latinoamericano de Periodismo de Investigación. «Podría decir que el único caso que no quedó impune fue el de Cabezas en Argentina», indicó.

Se refería al homicidio de José Luis Cabezas, fotoperiodista de la revista Noticias que en 1997 fue asesinado a tiros en el balneario argentino de Pinamar. Murió por haber fotografiado al empresario Alfredo Yabrán, del cual no se conocía su rostro y que estaba muy vinculado al Gobierno argentino de la época, encabezado por Carlos Menem.

La presión social y periodística permitió vincular a Yabrán como autor intelectual del crimen, razón por la cual se suicidó en 1998, mientras que hubo 10 condenados, entre ellos los autores materiales.

Esa es la excepción en la región, enfatizó León: «Todos los demás casos han quedado en las más completa impunidad. No hay un autor intelectual de la muerte de un periodista que esté preso o haya sido juzgado. No existe eso en América Latina».

En este sentido señaló que se suele responsabilizar a las «mafias del narco» de los ataques y asesinatos de periodistas. Esto determina que muchas veces se pierda de vista que esas organizaciones «están infiltradas en los sistemas de alcaldías, municipios o de gobernaciones y entonces todo se mezcla para intentar silenciar a una prensa que está vigilante».

La periodista remarcó que «somos una región con muchos problemas de libertad de expresión», y puso el caso de México como «emblemático» por la violencia contra los trabajadores y trabajadoras de la prensa. De hecho, el concurso de periodismo de investigación que IPYS convoca anualmente se llama por segundo año consecutivo Javier Valdez, en homenaje al periodista asesinado en México.

León indicó que los problemas en la región son «diversos», aunque existen situaciones similares a pesar de que «algunos gobiernos son de derecha y otros de izquierda, porque el principal predador de la prensa en América Latina siguen siendo los gobiernos». «Los funcionarios públicos son reticentes al escrutinio y fiscalización de la gestión pública que es lo que hacemos los periodistas», agregó.

El 6 de agosto de 2014 el fotoperiodista ruso Andréi Stenin murió ametrallado e incendiado en el auto que lo trasladaba por una carretera en la región de Donetsk. Estaba cubriendo el conflicto soberanista en esa zona del este de Ucrania para la agencia estatal de noticias rusa Rossiya Segodnya.

El 3 de septiembre de ese año se supo que su asesinato había sido obra del Ejército ucraniano, que atacó un convoy de milicianos y civiles, tal como lo informó ese día el director general de la agencia informativa, Dmitri Kiseliov.